Web
Analytics

El celebrado ZASCA a Jordi Cruz de la última expulsada de ‘MasterChef’

Los aspirantes de MasterChef recibían en esta quinta entrega la visita de Miguel Ángel Muñoz, que les dió las claves para elaborar un buen cocido, como el que le dio la victoria en aquel recordado Celebrity. Después, en la prueba de exteriores, visitaron Granada y prepararon un menú con elaboraciones típicas de la zona para un grupo de invitados, entre ellos, Antonio Carmona, Pastora Soler, José Manuel Soto, Manu Tenorio y Victorio & Lucchino.

Edurne fue la ganadora victoriosa de esta prueba de exteriores, y se encargó de llenar la cesta de cada concursante con la que cocinarían en la prueba de expulsión. En ella, estarían supervisados por María Marté, la única chef madrileña que cuenta con dos estrellas Michelin.

Al final Lorena, pese al esfuerzo y talento demostrado hasta la fecha, acabó colgando el delantal tras la prueba de eliminación. Algo que a Edurne le hizo sentir especialmente mal, ya que fue ella quien decidió los ingredientes con los que tuvo que cocinar.

Lorena fue la que salió, aunque José Luis y Odkhuu también estuvieron hasta el último momento en la pugna por abandonar el talent show. Los platos de los tres “eran terribles“, les reprochó Pepe Rodríguez.

Sin embargo, de acuerdo con las redes sociales fueron más duros con Lorena, a pesar de que Marté había elogiado su actitud: “La cocina sin emoción, no es cocina. Tienes mucho potencial que dar“, dijo la chef al ver a la concursante emocionada.

Sin embargo, Jordi Cruz corrigió a su colega e hizo una lectura muy diferente:

“Esas lágrimas no son de amor a la cocina, son de miedo porque tienes muchas posibilidades de irte.”

La barcelonesa, sin embargo, contestó con un celebrado ZASCA:

“Miedo ninguno. Lo que está fuera es perfecto.”

 

 

Así reaccionaron en las redes sociales, donde además acusaron al programa de favoritismo:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Vía Elegí mal día.