Web
Analytics

El contenido de la emocionante carta que escribió Mila Ximénez para que su nieto leyera cuando ella falleciese

El contenido de la carta de Mila Ximénez dejó para su nieto Alexander.

Mila Ximénez ha fallecido la semana pasada a los 69 años, doce meses después de haber relatado públicamente que le habían diagnosticado un cáncer de pulmón. La colaboradora de Sálvame estuvo en todo momento apoyada por toda su familia de forma incondicional durante esta última etapa de su vida.

Fue hace justo un año, el 16 de junio de 2020, cuando Mila Ximénez desveló en una llamada telefónica en su programa la enfermedad que padecía. “Estoy jodida, asustada y tengo ganas de contarlo. Tengo un cáncer. Me lo van a tratar, vamos a hacer quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia”, dijo entonces.

Su hija, Alba Santana, sus tres hermanos, Manolo, Concha y Encarna, y sus amigos más cercanos, como Raúl Prieto o Jorge Javier Vázquez, han estado muy pendientes de la colaboradora en los últimos tiempos. A principios de junio, Mila Ximénez tuvo que ser ingresada en la Clínica la Luz después de complicarse su estado de salud. Su último ingreso se debió a una crisis de ansiedad por lo que tuvo que estar en el centro durante dos días cuando tan solo había acudido para realizarse unas pruebas.

Mila Ximénez escribió una carta a su nieto para que la leyera cuando falleciese.

Hace cinco años, la televisiva decidió escribir una carta para que su nieto Alexander la leyera cuando ella ya no estuviera en este mundo. Ahora, en Telecinco han leído las emotivas palabras que comienzan de esta manera: “Este es el homenaje a mi nieto. Quiero que, cuando yo ya no esté, pueda leer esto”.

Mila recuerda a su nieto, el día que nació y le rinde un homenaje en unas letras cargadas de emoción y sinceridad. “Contiene una confesión llena de ternura, de desgarro”, es la conclusión a la que llega María Patiño después de ser conocedora del contenido completo de esta carta.

Aunque a su entorno pilló de sorpresa que hubiera escrito dicha carta, porque no se imaginaban que el desenlace estuviese tan próximo, ella estaba convencida de que tenía que dejarlo todo dispuesto para que no se le echase el tiempo encima. No quería irse con el mal sabor de boca de no haber ejecutado esa carta.

Lo cierto es que la conexión entre Mila y el niño había sido siempre muy especial. En realidad, la televisiva hablaba siempre con un cariño exacerbado siempre sobre su familia: su única hija, Alba; sus dos nietos, Alexander y Victoria; y el marido de esta, su yerno, Aviv Miron.

No eran palabras vacías, ya que siempre que tenía ocasión, realizaba viajes a Ámsterdam para compartir tiempo con ellos y disfrutar del anonimato del que no gozaba en nuestro país. Sobre todo, desde que Telecinco la rescató para ponerla delante de las cámaras.

Por todo esto, Mila le dedicó a Alexander, quien era para ella de manera indiscutible su “ojito derecho”, una de las entradas más tiernas de todas las que ha realizado en su blog de la revista Lecturas. “El día 23 de enero de 2007 recibí una llamada que me hizo brincar el alma y cambió mi vida para siempre”, comenzó Mila, sin poder ocultar su emoción exhultante ante la llegada de su primer nieto.

“¡Mamá! ¡Ya está aquí Alexander!. Me gustaría contarlo de forma que sintieran incluso mis latidos cuando oí la voz de Alba, mi hija. Alba procura evitar mi presencia en momentos tensos”, dijo tratando de hacer traspasar sus sentimientos al lector en ese texto publicado en 2016.

En el mismo, recordaba lo largo que se le hizo el camino hasta la Clínica Ruber Internacional para conocer al bebé. También, algunas de las anécdotas vividas al lado del pequeño, como esa pregunta recurrente que le hacía sobre a qué se dedicaba en la vida. “Hay una pregunta que Alexander me hace con frecuencia: Abuela, ¿tú en qué trabajas?. Y yo respondo: En la tele. ¿Me ves, no?. Y él me dice: No. Yo te veo hablar con tus amigos, pero trabajar, no. Entonces yo me cuelo en esos ojos azules y le sonrío”, contaba Mila llena de amor.