Web
Analytics

El deporte español de luto: fallece trágicamente demasiado joven Álvaro Roig

Sufrió un grave accidente de tráfico.

Aunque había esperanzas de que se pudiera recuperar, lamentablemente se ha confirmado el fallecimiento de Álvaro Roig. El joven deportista de 20 años fue uno de los implicados en una fuerte colisión que tuvo lugar la semana pasada en la CV-35 a la altura de San Antonio de Benagéber, en la Comunidad Valenciana.

Roig no se pudo recuperar de las graves heridas que le acabó produciendo el siniestro. Además, también se sigue recuperando su hermano Juan, también futbolista, que resultó herido en el mismo accidente. Roig falleció después de haber estado hospitalizado desde el pasado 10 de agosto, día en el que se produjo el trágico accidente.

El joven iba en uno de los dos coches que chocaron violentamente sobre las 6 de la mañana en la CV-35.  a su paso por San Antonio de Benagéber. La colisión fue tan grave, que uno de los vehículos quedo completamente destrozado, como se pudo ver en las imágenes que compartieron los Bomberos del Consorcio Provincial de Valencia.

Estos tuvieron que rescatar a tres personas de dentro, entre las que estaba Álvaro y su hermano Juan. Los tres resultaron heridos de gravedad. Finalmente, fue el propio equipo al que pertenecía el joven, el San Antonio de Benagéber Club de Fútbol, el que confirmó públicamente la triste noticia.

“Estas son las letras que nunca quisimos escribir y la noticia que jamás hubiésemos querido dar. Nuestro portero Álvaro Roig nos ha dejado a la edad de 20 años”, comenzó el mensaje en el que le rendían su particular homenaje. Se acordaron de él no solo como un futbolista prometedor sino como la gran persona que era.

“La felicidad y la bondad hecha persona. Con una sonrisa en la boca siempre. Una excelente persona fuera y dentro de los terrenos de juego. Un futbolista con una proyección estelar”, dicen sobre él en el mensaje. Por último, dejaron claro que “el dolor y el vacío que nos dejas es muy grande”. También mandaron “toda la fuerza y el ánimo” a familiares y amigos del fallecido.

Las redes sociales se llenaron de mensaje en su recuerdo.

Como era previsible, después de comunicar la muerte de Álvaro en redes sociales, muchos quisieron despedirse de él en la publicación del club. Quienes le conocían destacaron sus valores como persona, más allá de lo gran futbolista que era. Por ejemplo, un comentario de una madre de los jugadores pequeños que él también entrenaba. “A todos los que te conocíamos nos dejas un vacío enorme. Los pequeños a los que entrenaste junto a tu hermano están rotos. Dónde estés iluminarás todo con tu sonrisa. Descansa en Paz”, afirmó.

También se mostró muy apenado otro joven que lo conocía de toda la vida. “Nos conocíamos desde que éramos unos mocosos de 3 añitos y estuvimos toda la vida juntos. Aún no me creo que te hayas ido, eras un chaval de 100, nunca hiciste daño a nadie y siempre sabias que era lo que necesitábamos, espero que al menos estés en el lugar que te mereces”, lamentó.