Web
Analytics

El desgarrador vídeo de una parada de 42 años que está revolviendo las tripas a España

Captura de pantalla 2016-06-02 11.25.48

El vídeo de esta parada española se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales: “A mí no me hables de Venezuela”

Un grito, un mensaje bien claro para todos los políticos que cruzan el océano buscando los votos del miedo. Yolanda García, una parada de 42 años, ha provocado un auténtico terremoto en las redes sociales con un vídeo donde relata la situación que vive y que ha subido a su cuenta de Facebook.

En este vídeo la mujer se queja amargamente de que los medios de comunicación sólo se centren en la situación de Venezuela, y se olviden de lo que está pasando en nuestro país. García lleva en paro desde 2012 (cuatro años) después de trabajar como profesora interina en un instituto concertado. Ahora sobrevive  con sus dos hijos y sin subsidio gracias a que es mantenida por su exmarido.

Junto al vídeo, está declaración que, a buen seguro, te va a poner los pelos de punta. 

“¿Venezuela? A mí que no me hablen de Venezuela.

En paro desde el 21/12/2012, más de un año sin subsidio, me mantiene mi ex-marido desde entonces. Tendría que tener un contrato desde el 01/09/2015 en la Junta de Andalucía y no lo tengo porque vulneran las leyes. Fui a mendigar una ayuda de 400 euros otra vez la semana pasada y volví sin nada. Me quitaron la sanidad hace un años y tuve que solicitarla de nuevo demostrando que “era pobre”…. ¿Cúantos millones de personas estamos así? ¿Cúantos suicidios por desahucios, exclusión social, pérdida de empleo, etc y nada sale en los medios? No me fastidies contándome nada de un país al otro lado del mundo solo para meter miedo y mierda en una sociedad que por desgracia muestra más bríos y unidad para ver una final de fútbol que para luchar por sus derechos o enfrentar a quienes llevan cuarenta años expoliando España. Hoy, no puedo más, me rindo, pero os dejo mi testimonio, por si sirve para algo. No me quedan fuerzas para seguir así, recibiendo golpes, injusticias, vejaciones desde las instituciones y esos miserables que las gestionan. Yo no quiero una limosna, quiero un trabajo digno, proporcional al esfuerzo de años y años de estudio, de esfuerzo, de constancia.
Me lo han quitado todo, el trabajo, la dignidad, la integridad, la esperanza, la salud psíquica, la salud física y las ganas de vivir.”

Y aquí puedes ver el vídeo en YouTube. 

https://youtu.be/ZAUMNnQ1-Mk