Web
Analytics

El embarazoso momento de la reina Letizia en su viaje oficial del que todos hablan

La pelea ante las cámaras entre la reina Letizia y la reina emérita Sofía por una foto con la princesa Leonor y la infanta Sofía, ha sido sin duda el tema de las últimas semanas en las redes sociales…

El episodio sucedió a la salida de la Misa de Pascua en Mallorca, y aunque no ha sido comentado de manera oficial por la Casa Real, ha generado todo tipo de teorías en las redes.

La culpa de que se viralizaran las imágenes inicialmente la tuvo un vídeo que corrió como la pólvora en Twitter, y que demostraría que a Letizia no le hace mucha gracia que sus hijas pasen el tiempo con Sofía. En las imágenes se podía ver con claridad cómo la reina emérita quiso hacerse unas fotos con las niñas… pero en un momento dado la reina se puso en medio, de una manera bastante malrollera, impidiendo que se tomara la instantánea.

El propio Felipe acudió para ver a qué está ocurriendo, y se quedó con cara de circunstancias, mientras que Juan Carlos simplemente miró la escena desde la lejanía.

Las imágenes fueron tomadas en Mallorca, durante las vacaciones de Semana Santa. Un periodo en el que, visto lo visto, no pudieron mejorar la relación con su abuela, que continúa igual de rota que siempre.

Ahora, se han viralizado unas nuevas e inesperadas imágenes de la reina Letizia, aunque en este caso no ha habido “pelea” con nadie. Al contrario: la reina se encuentra en pleno viaje de cooperación en el Caribe, que ha iniciado en la República Dominicana, concretamente en la localidad de Monte Plata.

Allí se encontraba visitando un proyecto de distribución de agua potable… pero mientras se encontraba en el lugar, estuvo a punto de sufrir una desgraciada caída por el que podría haber acabado completamente llena del barro que había en el suelo.

La reina caminaba interesada ante la atenta mirada de sus acompañantes, que le estaban relatando el proyecto de agua que se está realizando en la zona, mientras periodistas y curiosos se habían acercado también hasta el lugar.

Cuando Letizia salió del lugar para llegar al coche en el que se había transportado, tuvo que cruzar un camino algo embarrado e irregular. La reina, vestida con colores blancos y con un look impecable, intentó no mancharse demasiado, y apoyó su pie en una piedra del camino en lugar de en el barro… En ese momento llegó el susto.

La reina se apoyó sin demasiado equilibrio en la piedra, y dio un tropiezo que casi la hizo caer de pleno en el barro del suelo. Afortunadamente, aguantó el tipo y logró, ante la estupefacción de todos los presentes, no caer.

Hay que recordar que, debido a este viaje de doña Letizia, los reyes no podrán celebrar este año su aniversario de boda, algo que hasta ahora no había sucedido y que ha desatado todo tipo de rumores.