Web
Analytics

El escalofriante mensaje del padre de Marta del Castillo el día que cumpliría 26 años

No hay nada más duro en esta vida que perder a un hijo en un accidente o por una enfermedad, algo que jamás se supera. No hay nada, salvo que lo asesinen un grupo de miserables y que se pasen ocho años cambiando de versión, acusándose entre ellos o quedando libres sin que aparezca el cuerpo de tu hija. En definitiva, riéndose de la justicia, y de tu familia, sin un mínimo de decencia.

Ayer miércoles, 19 de julio, Marta del Castillo tendría que haber cumplido 26 años. La joven fue asesinada en Sevilla en enero de 2009, con 17 años, y aún hoy se sigue buscando su cuerpo. El padre de Marta, Antonio del Castillo, ha publicado un desgarrador texto en su cuenta de Facebook donde carga duramente contra la justicia española, y se declara culpable por traerla al mundo en un país donde dicha justicia está viciada.

Toda nuestra fuerza y ánimo para Antonio del Castillo, y que de una maldita vez se haga justicia con los responsables de la muerte de su hija Marta.

“Hoy es el cumpleaños de Marta, 26 años toda una mujer. Vida truncada por los de siempre, gentuza indeseable que cuando los pillan se les llena la boca aclamando por sus derechos, derechos que poseen los malos y no las víctimas. Yo su padre soy culpable, por haberlas traído al mundo en un país donde la justicia está viciada, donde la palabra justicia está vacía de contenido y sin valor, un símbolo que ni es ciego, ni independiente y tampoco es justo.

La vida de mi hija fue truncada por los de siempre, gentuza indeseable que cuando los pillan se les llena la boca aclamando por sus derechos, derechos que poseen los malos y no las víctimas. Hay hombres malos porque los buenos no hacen nada. Estoy muy cansado de esperar, de ser políticamente correcto, de soportar infamias, y vejaciones de mentiras impunes de más de ocho años sin descanso, de no poder llevar flores a mi hija.

Sólo quiero hacer uso de lo poco que me queda y es desearle a mi hija Marta un feliz cumpleaños, donde esté”.