Web
Analytics

El espectacular cambio físico de las “niñas locas” de The Walking Dead

The Walking Dead es una serie de televisión creada y producida por Frank Darabont y basada en el cómic homónimo de Robert Kirkman. La serie se sitúa en un mundo postapocalíptico y está protagonizada por Rick Grimes, un oficial de policía que al despertar de un coma se encuentra con un mundo repleto de zombis salvajes (denominados «caminantes»).

Al encontrar a su familia, se une a un grupo de supervivientes a los que llega a encabezar. La historia, ambientada principalmente en Georgia, Estados Unidos, narra las vivencias de dicho grupo, el cual se enfrenta tanto a la plaga que se ha esparcido como a otros grupos de humanos que también luchan por subsistir.

Y parte de ese grupo los formaron Lizzie Samuels y su hermana Mika. Lizzie fue una niña sobreviviente del apocalípsis zombie que junto a su padre y su hermana se dispusieron a guardar refugio en la prisión, después de que Rick Grimes comenzara a reclutar personas con el fin de reconstruir la sociedad.

Aunque a simple vista parecía una niña normal, Lizzie padecía serios trastornos psicológicos que le dificultaban enormemente comprender la diferencia entre los caminantes de los vivos, afección que se veía incrementada por el hecho de tener que vivir en un mundo caótico y que se encontraba patas arriba.

Tras la muerte de su padre, ella y su hermana pasaron a ser las protegidas de Carol Peleter, quien se convirtió en una especie de madre substituta para ambas y con quien rápidamente forjaron un fuerte vínculo emocional.

Las dos “niñas locas” fueron protagonistas en la cuarta y quinta temporada de la serie, y ahora hemos conocido su aspecto actual, donde se ve que ya son todas unas mujeres. El tiempo pasa para todos, incluso para las niñas de las series más famosas.