Web
Analytics

El Gran Wyoming cuenta con todo detalle cómo perdió la virginida y todavía estamos flipando

descarga-12

‘¡De rodillas, Monzón!’, la autobiografía de El Gran Wyoming. 

Este martes sale a la venta el primer volumen de la autobiografía de José Miguel Monzón Navarro, más conocido por su nombre artístico de El Gran Wyoming, donde relata su infancia y adolescencia. En esta primera parte, el presentador de ‘El Intermedio’ habla de la enfermedad mental de su madre y de cómo perdió la virginidad en Holanda.

En una entrevista a la web ‘Vanitatis’, Wyoming explica lo duro que era para un niño de cinco años entender la enfermedad de su madre: “La primera imagen que recuerdo de ella es entrando en casa con unos tebeos en la mano. Nos dio uno a cada uno. Venía del ‘sanatorio’, que era como llamamos siempre en mi casa al hospital donde estaba ingresada. Te decían que estaba mala, pero tú la veías bien. La medicación fue aumentando y empezaron con tratamiento de ‘electroshock’. Nunca se recuperó. Sufrió un deterioro progresivo que la incapacitó del todo”.

El presentador también narra su viaje a Holanda con la única intención de perder la virginidad, y cómo ese primer encuentro íntimo con el sexo contrario fue un absoluto desastre: no conseguí que el pene alcanzara una consistencia suficiente y, como estaba cantado, en cuanto conseguí entrar, después de mucha maniobra, me corrí como un tonto. La chica se quedó esperando, porque, claro, yo había disimulado el orgasmo, y cuando se percató de que ya había terminado exclamó algo parecido a ‘shit’, pero en holandés. Y salió pitando de la cama, supongo que a lavarse. Abochornado, permanecí callado cuando regresó. Me dio las buenas noches, se giró dándome la espalda y se durmió. Yo lo agradecí, no estaba para muchas explicaciones”.