Web
Analytics

El hilo sobre ‘Love Actually’ que hará que veáis la película de una manera completamente diferente

La Navidad nos rodea. Los turrones, los polvorones, los villancicos, los belenes, Papá Noel, los Reyes Magos, las copitas… y el cine navideño. Unos días invitan a quedarse en el cálido y cómodo hogar, disfrutando en compañía de una o varias buenas películas ambientadas en estas fechas tan familiares.

Richard Curtis dirigió Love Actually, una película que no tardó en convertirse en uno de los títulos imprescindibles en estas fechas. Reconocemos que la primera vez que la vimos nos pareció cursi y tontorrona, pero la segunda vez nos pareció una película diferente. Y aunque tiene momentos demasiado azucarados, los compensa de sobra con otros realmente cómicos… o dramáticos —la historia de Emma Thompson siempre nos rompe el corazón. En Navidad y con el ánimo adecuado, hay pocas películas más adecuadas.

El tuitero @HacheFilardi es uno de los mayores fans que conocemos de la película. Hace dos años y medio escribió un artículo llamado “Todo lo que necesitas saber sobre la vida está en Love Actually” —ahí es nada.

En él, cuenta que le parece “un guion emotivo, trivial y profundo al mismo tiempo, imperfecto y, quizás por todo ello, universal“. Pero sobre todo, que le parece una película que esconde grandes verdades sobre la vida:

“Para aprender sobre la vida también hay mucho material: millones de canciones, libros, películas, barras de bar y caminos que tomar sin saber de antemano si son los más adecuados. Pero si dispone de poco tiempo, solo tiene que ver Love Actually para aprender todo lo que necesita.”

Sin embargo, en 2017 algo ha cambiado. Y en lo que antes consideraba un compendio de sabiduría, ahora echa en falta algunas cosas.

En particular, se ha dado cuenta de que las mujeres de Love Actually no hablan, no toman decisiones… aparecen en pantalla como meras acompañantes de las historias protagonizadas por hombres.

Os dejamos con el hilo en el que lo cuenta con todo lujo de detalles, porque vale la pena… ¡y mucho!

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía