Web
Analytics

El momento “cobra” mas bochornoso planea sobre FirstDates, ¿tendrá Elia una segunda cita?

La pasada noche vivimos en ‘First Dates’ una cobra XXL en la que su protagonista, Ignacio, supo recular y decir que todo había sido un malentendido. Eso se lo dirás a todas, pájaro. 

 

La cobra, ese momento “tierra trágame” cuando te acercas a besar a tu cita y ella se encoge como un perrete asustado huyendo de tus amorosos labios de galán. Todos –y todas– hemos sufrido en nuestras carnes algún “momento cobra” que nos ha hecho sentirnos, hablando claro, como una auténtica mierda durante una semana. Si todas las señales decían que era el mejor momento, ¿en qué me he equivocado? Ay, qué difícil es el amor, Maricarmen.

Ignacio, un caballero de Puertollano amante de la poesía y que no callaba ni debajo de agua, intentaba conquistar el corazón de Elia, una mujer que se quedó viuda cuando apenas comenzaba a disfrutar de la vida. El hombre, que se esforzaba como un campeón por hacer sonreír a su pareja, parece que vio un hueco en la defensa y, encarando en solitario la meta contraria, intentó marcar un morreo en los labios de su compañera de cena. ¡Piiiii! ¡Fuera de juego, Ignacio! No has visto al juez de línea con la bandera levantada y te has comido una cobra “Chenoa Style” de las que dejan huella.

De todas formas, Ignacio no entiende de cobras ni de humillaciones, él es un obrero del amor, un héroe sin capa, y siguió con su pico y pala hasta que consiguió una segunda cita con Elia, que no sabemos si quiso volver a verlo por pesao, por romántico o porque lo vio tan ilusionado que le dio un poquico de lástima decirle que no delante de toda España. 

Ojalá Ignacio consiga algún día conquistar el corazón de Elia. Se lo merece.