Web
Analytics

El nuevo plantón de Letizia al rey Felipe

La pelea ante las cámaras entre la reina Letizia y la reina emérita Sofía por una foto con la princesa Leonor y la infanta Sofía, es sin duda el tema de las últimas semanas en las redes sociales…

El episodio sucedió a la salida de la Misa de Pascua en Mallorca, y aunque no ha sido comentado de manera oficial por la Casa Real, ha generado todo tipo de teorías en las redes.

La culpa de que se viralizaran las imágenes inicialmente la tuvo un vídeo que corrió como la pólvora en Twitter, y que demostraría que a Letizia no le hace mucha gracia que sus hijas pasen el tiempo con Sofía. En las imágenes se podía ver con claridad cómo la reina emérita quiso hacerse unas fotos con las niñas… pero en un momento dado la reina se puso en medio, de una manera bastante malrollera, impidiendo que se tomara la instantánea.

El propio Felipe acudió para ver a qué está ocurriendo, y se quedó con cara de circunstancias, mientras que Juan Carlos simplemente miró la escena desde la lejanía.

Las imágenes fueron tomadas en Mallorca, durante las vacaciones de Semana Santa. Un periodo en el que, visto lo visto, no pudieron mejorar la relación con su abuela, que continúa igual de rota que siempre.

Sea como sea, han sido muchos los que han alucinado al conocer que el pasado 20 de abril se vivió una escena que ha vuelto a poner en entredicho la imagen de unidad de los monarcas: como cada año, los reyes ofrecen un almuerzo con personas del mundo de las letras que sirve de preludio de la entrega del Premio Cervantes unos días más tarde.

Se trata de un acto al que acudieron cerca de 250 invitados, que pudieron compartir con Felipe y Letizia un almuerzo que se alargó varias horas. Después de la comida, y de un brindis presidido por el rey Felipe, tuvo lugar un café más informal, que está pensado para que los invitados estén de pie y puedan ir conversando animadamente y con menos presión.

Sin embargo, hubo algo que no estaba previsto en los planes, y que inquietó bastante al rey: Letizia se marchó sin decir nada. Después de un rato charlando con algunos de los invitados, avisaron al rey Felipe de que tenían que marcharse ya, pero al buscar a su mujer para irse juntos no la encontró…

“¿Dónde está la reina?”, preguntó sorprendido y sin disimular ante la presencia de los invitados con los que había estado charlando. Simplemente, Letizia se había marchado sin decirle nada a su marido.

Un desliz que ha recordado a muchos la reciente portada que la revista alemana Neue Post dedicó a los reyes de España, asegurando que entre ellos se va a producir un “divorcio inminente”, además de barajar lo que pasaría con la custodia de sus hijas, la infanta Sofía y la princesa Leonor.