Web
Analytics

El padre de Pablo Ráez emociona con sus primeras palabras tras la muerte de su hijo

Desgraciadamente la vida no siempre es justa, no siempre ganan los buenos, como pasa en las películas, y aún seguimos consternados por el fallecimiento de Pablo Ráez. El joven se convirtió en un héroe –pero éste de verdad– después de liderar una iniciativa para la donación de médula y conseguir, gracias a él, multiplicar por diez el número de donantes sólo en Málaga.

El joven fallecía el pasado 25 de febrero después de que su cuerpo rechazara el segundo implante de médula ósea. Fuentes familiares han declarado que Pablo quería fallecer en su casa y por voluntad propia pidió ser trasladado a Marbella.

Y después de muchos homenajes por parte de anónimos y famosos en las redes sociales, el pasado martes escuchábamos por primera vez a su padre, Paco Ráez, que habló en el programa ‘El transistor’, que dirige y presenta José Ramón de la Morena: “Empiezo a asimilar lo que ha pasado. Todo es muy raro: pongo la tele y todavía sale mi hijo diciendo que no pasa nada. 

El final fue muy duro. Las últimas dos semanas fueron muy tristes. Él todo el tiempo estuvo luchando. El día anterior fue un clamor de dolor. Sabía que se moría, pero hizo todo lo que pudo hasta el último momento. Los últimos días no podía hablar, se quejaba. Tras mucho sufrir, llegó el momento y se fue, con una sonrisa. 

Mi hijo era un soñador. Soñaba que se curaría y, si no, que su vida fuera útil. Fue un niño muy feliz, siempre riendo. Un día me dijo ‘papá, mi infancia ha sido muy felíz’. No quería morirse. Lo que ha hecho Pablo es un triunfo y también es una pena que no haya podido ver todo lo que ha conseguido”. 

Unas palabras que te encogen el corazón.