Web
Analytics

El pueblo que ayer enterró a un vecino padre de familia de 29 años, y hoy le ha tocado la Lotería

La pandemia se llevó hace unos días a un padre de familia muy querido en el pueblo.

Eran las 12:12 horas cuando Yanisse y Paula cantaron El Gordo del Sorteo de la Lotería de Navidad, el 86.148, el número de los 4 millones. Se encontraba en el primer alambre de la séptima tabla del Sorteo de la Lotería de Navidad.

Las jóvenes, que no pudieron contener las lágrimas al cantar El Gordo de la Lotería de Navidad, fueron las encargadas de repartir la suerte de la Lotería de Navidad. En la administración de la estación de Atocha, en Madrid, donde a diario pasan miles y miles de pasajeros, en Las Palmas de Gran Canaria, una alegría para las islas después de la erupción del volcán, en Santoña y en Ayamonte es donde se repartió la mayor suerte del Sorteo de la Lotería de Navidad.

Horas más tarde, terminó el Sorteo de la Lotería de Navidad, con millones de premios repartidos por todo España, con El Gordo, con sus pedreas. De nuevo, el día de la suerte, y el de la salud, llegó a su fin, con muchos hogares llenos de millones y alegrías.

Quinto premio en Canet d’en Berenguer.

El azar quiso que un quinto premio de la Lotería de Navidad cayera en Canet d’en Berenguer, Valencia, una localidad que se encontraba de luto por la muerte de un joven de 29 años. Ayer se conoció la muerte de este chico, que no estaba vacunado, el primer fallecido de la sexta ola en el Camp de Morvedre.

El fallecido era un padre de familia muy conocido en el pueblo por su afición al deporte. El hombre no estaba vacunado y murió a finales de la semana pasada como consecuencia de complicaciones del coronavirus. Es la segunda víctima joven que muere de covid en la Comunidad Valenciana en pocas horas.

El chico era muy conocido en la localidad donde un quinto premio ha dejado un buen pellizco. El número 92052 repartió 270.000 euros en varios municipios valencianos como Valencia, Manises y Benidorm. También en Canet d’en Berenguer, una localidad de 6.500 habitantes en la costa valenciana.

“¿Es una broma?”.

La sorpresa estalló al instante de conocerse la combinación agraciada con el quinto premio. En un estanco ubicado en la plaza Castell de Canet d’en Berenguer, la propietaria no se lo podía creer: “¿Es una broma?”, dijo, todavía en shock. Había repartido una pequeña parte del quinto premio con el número 92052.

La estanquera, llamada Mari Carmen, se mostró muy feliz por haber repartido un pellizco de este premio: seis mil euros por décimo. Además, había repartido tres premios en sorteos anteriores de Navidad, según explicó ella misma. Una localidad con suerte que, en esta ocasión, ha visto empañada su alegría.

La pandemia arrebató la vida de una persona muy querida en el municipio. La preocupación por el aumento de la incidencia ha tenido a los españoles pegados al televisor. Mientras los contagios de coronavirus arrecian, la lotería ha vuelto a repartir millones por todo el país. En casos como el de Canet d’en Berenguer, con la contradicción entre el dolor y la alegría.