Web
Analytics

El radar Pegasus pilla en Toledo la mayor salvajada vista hasta la fecha

Por suerte para la seguridad de todos los conductores, cometer una imprudencia grave al volante y salir impune de ello es cada vez más difícil. El radar Pegasus, instalado en uno de los 19 helicópteros de la DGT en 2013, identificó a un conductor que circulaba por carretera a más del doble de la velocidad permitida.

En abril de este año, Pegasus captó unas imágenes que dejó estupefacta a los agentes de la Policía Nacional. El infractor, en este caso, conducía simulando tocar la batería con palos improvisados a modo de baquetas sobre el volante, que no controlaba en ningún momento.

Con el objetivo de concienciar y disuadir a otros aspirantes a músicos al volante, el vídeo fue subido por la Dirección General de Tráfico en Twitter y ha informado que el conductor fue pillado in fraganti a principios del mes de febrero en el kilómetro 516 de la Autovía A-6, carretera que une Madrid con La Coruña, a su paso por la provincia de Lugo.

Esta vez el infractor fue cazado en la Radial 4 Madrid sentido Toledo, una autopista de peaje. El deportivo, un Porsche 911, llega a alcanzar los 245km/h. Un delito contra la seguridad vial que puede acarrear hasta 6 meses de cárcel. Y por el que el conductor fue detenido in situ para testificar ante un juez.