Web
Analytics

El terrible drama que golpea a Isabel Gemio tras la muerte de un colaborador de solo 11 años

La presentadora Isabel Gemio ha sido reconocida con el Premio Ondas de Radio 2017 por su excepcional trayectoria. Después de 14 temporadas, Gemio ha puesto punto y final a su etapa al frente del magazine de Onda Cero Te doy mi palabra. Su última semana coincidió con una acción solidaria cuyo objetivo fue recaudar fondos para la investigación de las llamadas “enfermedades raras.

Aunque no todo el mundo conoce esta faceta de la presentadora, Gemio está al frente de la Fundación Isabel Gemio para la Investigación de Distrofias Musculares y otras Enfermedades raras.

Se trata de una cuestión que le toca muy de cerca: según informó Likemag, la periodista tiene dos hijos, pero uno de ellos, Gustavo, sufre una de las enfermedades calificadas como raras. Se trata de la variante más grave de la distrofia muscular de Duchenne, un mal que se manifiesta a una edad muy temprana, entre los dos y seis años, y que produce síntomas de debilidad generalizada y pérdida de tejido muscular en la región torácica y las extremidades.

En declaraciones a Ecoteuve, Gemio ha explicado además que su salida de Onda Cero tiene que ver con su necesidad de pasar más tiempo con su familia. “Necesito poder dedicarle más tiempo a otros proyectos vitales diferentes de la radio, un medio que profesionalmente me ha dado mucho y al que espero poder regresar en algún momento“, dijo al citado medio. Así, Gemio podrá dedicarse al 100% a su hijo, y a ayudar, en todo lo que pueda, a la investigación de su enfermedad.

Muchos de sus seguidores la arroparon al hacerse pública la enfermedad de su hijo, y el pasado 12 de diciembre los pudieron ver juntos en la entrega de los Premios Ondas. Era la primera vez que sus dos hijos, Gustavo y David, asistían a un acto público junto a su madre.

Su presencia se hizo evidente en el rostro de Gemio, que se mostró orgullosa y rebosante de felicidad tanto en la alfombra roja como cuando llegó el momento de recoger el premio. La periodista le dedicó el premio a sus dos hijos.

Seguro que en el recuerdo de la periodista, y en el de su equipo de Onda Cero, también está su colaborador más joven, fallecido hace unas semanas el pasado mes de noviembre. Hablamos de Rubén Darío, el niño de 11 años que tenía una sección en el programa dedicada a la literatura.

Gemio anunció la triste noticia en directo después de saber que el pequeño había fallecido en Sevilla después de una larga lucha contra la enfermedad rara que padecía. Cada fin de semana, el niño hablaba en Te doy mi palabra sobre libros, literatura, cuentos… una sección que tuvo su origen después del éxito que tuvo una entrevista con él en el verano de 2016, en la que explicó que le encantaba leer y que era fan de Mario Vargas Llosa.

“Voy a escribir una novela autobiográfica: “Uno entre 200.000″. Me sumerjo mucho en mis cuentos y así vivo aventuras de forma diferentes.”

Después de su entrevista, la periodista volvió a ponerse en contacto con él para hacerle una propuesta: “hemos decidido que la próxima semana entres a formar parte de la plantilla de colaboradores del programa. Somos humildes pero nosotros te vamos a pagar por ello. Así que ve pensando lo que nos vas a ofrecer“, anunció la presentadora.

De esta manera, Rubén se convirtió en uno de los colaboradores más jóvenes de la radio española.

Gracias a su presencia en el programa, su madre y él pudieron visibilizar la enfermedad rara que padecía y los sacrificios que le había supuesto. Nacido en Paraguay, el pequeño y su familia se trasladaron a Sevilla hace siete años después de una larga búsqueda de tratamiento para su enfermedad.

En un hospital argentino le detectaron más de 200 tumores, pero tras ocho meses de investigación no encontraban la raíz. Entonces decidimos venirnos a España, aunque los médicos me dijeran que le quedaban tres meses de vida“, relataba su madre.

En Sevilla, después de tan solo una semana, pudieron saber cuál era la enfermedad que padecía tras someterse a una biopsia: sufría histiocitosis, una disfunción del sistema inmunológico que provoca un aumento anormal de determinadas células que pueden formar tumores.

Por culpa de sus síntomas —fiebres muy altas, problemas de respiración, dolores y calambres—, Rubén apenas podía dormir 20 minutos seguidos por las noches. “Nunca olvidaré la madrugada que, con tres años, logró dormir 17 minutos seguidos“, confesó su madre.

Este es el motivo por el que el pequeño dedicaba tantas horas a leer. Así lo contó en su primera entrevista:

“Con los libros viajo, escalo, hago deporte, vivo…”

Descanse en paz.

Fuente: elegímaldía