Web
Analytics

El tuit de Miguel Vilas sobre Barcelona que demuestra que para entrar en ‘Gran Hermano’ no hacen un test de inteligencia

Está como una cabra, pero es nuestra cabra. El bueno de Miguel Vilas fue uno de los concursantes que más juego dio –incluso por delante de los dos finalistas– en la última edición de Gran Hermano. El gallego protagonizó uno de los momentos más surrealistas que se recuerdan en el reality de Telecinco, cuando quemó su peluquín en el jardín de la casa en una especie de ritual de purificación de todos sus complejos.

Y esto tiene mucho mérito, ojo, porque superar a tantos y tantos participantes que, durante diecisiete ediciones, han puesto todo su empeño y voluntad en dar de qué hablar para que no los echen del programa es, como decíamos, para quitarse el sombrero. O el peluquín. Enhorabuena, Miguel.

Pero no sólo de peluquines quemados en una barbacoa se alimenta la fama de un ex concursante de Gran Hermano, y el gallego publicó hace unas semanas una fotografía en su cuenta de Twitter en la que aparecía a punto de pasar por las manos de un cirujano plástico con el siguiente mensaje:

“Hace 3 meses cambié mi estilo de vida, pero no es rentable a fin de mes. Hoy me someto a mi mayor cambio! Ahora toca dormir. Nos vemos pronto!”

Pero no fue lo único: Miguel, después de algunos días sin conectarse a las redes sociales –suponemos que descansando tras su operación estética–, tuvo que ver cómo algunos medios le daban por muerto.

Y no, no estaba muerto, sino de parranda.

Ahora, sigue dejando descolocado a todos sus seguidores con tuits como el que os vamos a mostrar, en el que no queda claro si es un trollazo o un necio… El gallego publicaba en Twitter hace unos días un mensaje que provocó las carcajadas en las redes sociales y que nos ha recordado a aquel desatino de Leticia Sabater con Kuala Lumpur.

Juzgad vosotros mismos:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.