Web
Analytics

El último repasíto de Àngels Barceló a los independentistas lanza una pregunta que ya no van a poder responder

Después de la tormenta siempre llega la calma. Y después de unas semanas donde el único tema que existía en las redes sociales y en los medios de comunicación era el conflicto catalán, parece que poco a poco otros asuntos le van quitando protagonismo a este debate, aunque aún se sigue hablando de ello –y si no que se lo digan a Ferreras–.

No hay que olvidar que Oriol Junqueras, líder de ERC, y varios ex consellers del Parlament siguen en prisión sin posibilidad de fianza, y el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, exiliado en Bruselas, Bélgica, a la espera de las próximas elecciones autonómicas que se celebrarán el 21 de diciembre.

La periodista Angels Barceló se ha quejado amargamente en la Cadena Ser de los políticos independentistas que ahora dicen que, en realidad, no había mayoría suficiente para declarar la independencia y que no estaban preparados para ello, no lo hubieran pensado antes y así: “nos hubiéramos ahorrado mucho sufrimiento y mucha energía”.

Aquí puedes leer la reflexión completa de la periodista.

“Insiste el independentismo en que no había una mayoría suficientemente sólida en Catalunya para la independencia. El último en decirlo ha sido, hoy mismo, el expresident Artur Mas, que ha dicho también que no hay que imponer calendarios ni fechas límites.

Esto que dice ahora Artur Más, y otros destacados dirigentes independentistas, lo podrían haber dicho, bueno algunos lo insinuaron o dijeron, la misma noche electoral en la que se dieron cuenta de que sus votos no alcanzaban el 50 por ciento, y lo podrían haber pensado antes de ir marcando fechas en el calendario autoimpuestas, en una carrera suicida en la que además, no encontraban ningún obstáculo colocado por el gobierno de Mariano Rajoy.

Todo, absolutamente todo, lo podrían haber pensado antes y nos hubiéramos ahorrado mucho sufrimiento y mucha energía. La de los que creyeron que la independencia era posible y pelearon y siguen peleando por ella de manera legítima, y la de los que intentaban poner en evidencia las contradicciones de los líderes independentistas y las consecuencias de su loca carrera hacia el abismo.

Nos hubiéramos ahorrado los enfrentamientos, las rupturas familiares y amicales. Nos hubiéramos ahorrado discusiones y silencios, miradas desconfiadas y conversaciones desagradables. Nos hubiéramos ahorrado tanto…

¿Y ahora? ¿Ahora como lo recomponemos? ¿Cómo volvemos al punto de partida, como volvemos a hablar, como volvemos a hablarnos? ¿Cómo volvemos a ser los mismos de antes? ¿Sentados en una mesa, hablando de todo lo que hemos aparcado durante este tiempo?

Y todo porque los que ahora hacen autocrítica no pensaron antes en el efecto de su locura sobre todo en nosotros, en los catalanes”