Web
Analytics

El último ZASCA de Tania Llasera a los comentarios de “un cavernícola” sobre su reciente cambio de peso

En enero de 2016 Tania Llasera dio la bienvenida a su primer hijo… coincidiendo con la fatídica noticia del fallecimiento del cantante David Bowie. Por ese motivo, la presentadora quiso rendir un homenaje al cantante y, en el último momento, le añadió el nombre de la estrella del glam. Así, su nombre acabó llamándose José Bowie Vilar Llasera.

Tania ha dado mucho de qué hablar desde que se convirtió en madre primeriza, convirtiéndose en una especialista en cerrar bocas de las seguidoras que censuraban su comportamiento e incluso llegaban a llamarla “mala madre. Y es que la colaboradora de La Voz está acostumbrada a recibir comentarios sobre la manera en la que ha decidido criar al bueno de Pepe Bowie, de la misma manera que parece que todo el mundo puede opinar sobre su físico.

A pesar de ello, sigue recurriendo a Instagram para relatar a sus seguidores su día a día, y por tanto no ha extrañado nada que haya presentado allí a su segundo hijo, una niña a la que ha llamado Lucía. Lucía Lennox, para ser más exactos.

Pero parece que la afición de sus haters por criticar a la presentadora no ha disminuído, y recientemente un tuitero quiso llevarlo demasiado lejos, acusando a Llasera de haber abandonado a su perro al dar a luz.

Otros, siguen dándole vueltas al tema de los cambios de peso de la presentadora: todo comenzó cuando publicó una imagen junto a su marido en el día de su boda, con motivo de su quinto aniversario.

 

A raiz de esta publicación, se encontró con un comentario de lo más desagradable, ante el que por supuesto Llasera no se ha quedado de brazos cruzados:

 

“Me he encontrado este comentario tan desafortunado y vacío, en los comentarios de mi foto de 👰 de ayer. La siguiente foto que voy a publicar, contesta con un zas de lo más natural a “hombres” como éste(que espero que haya pocos ya en el mundo) #cavernicola”

La foto a la que hace referencia es una en la que la presentadora luce la tripita que le ha quedado después de haber sido mamá por segunda vez hace apenas tres semanas, y que va acompañada de otro texto marca de la casa:

 

“Querido #Cavernicola, mira tú por dónde todavía tengo tripita…¿igual es porque no hace ni 3 semanas que parí? Se llama evolucionar, cambiar, y aceptarse. Por cierto, el padre de mis hijos está muy orgulloso, al igual que yo, de mis curvas y mi nuevo cuerpo; que ha hecho el milagro de darnos no 1, sino 2 bebés sanos y preciosos. Ya he comentado alguna vez que me costó tiempo encontrar a mi pareja pero escogí muy muy muy bien. Mi marido me quiere a mí, le gusta mi esencia, y eso no cambia, no envejece, ni tiene que ver con curvas, ni celulitis. Nuestro amor va mucho más allá, y pasa por encima de esas minucias. La pasión que sentimos ahora mismo el uno hacia el otro, vuela alto y no tiene ojos más que para nuestros dos angelitos: Pepe y Lucía. Hay tantas cualidades que son más importantes que la belleza, o la dichosa talla, evolucionemos por favor, hombre cavernoso. 🙏🏻”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.