Web
Analytics

Emma García e Isabel Rábago rompen a llorar en directo: “Lo que sufrimos detrás de las cámaras”

La presentadora de “Viva La Vida”, Emma García y la colaboradora Isabel Rábago no pudieron evitar llorar después de que se emitiera un reportaje de uno de sus compañeros en el que se explica cómo es el día a día de los sanitarios que luchan contra el coronavirus.

Un reportaje en el que se detallaba la dura realidad que se vive en las UCIS en medio de la pandemia, después de estas imágenes en plató se quedó en completo silencio. Emma García muy emocionada no era capaz de decir una plabra: “Has llegado a transmitir, te has metido en la piel de estas personas. Es que… “.

Isabel Rábago por su parte, lloraba desconsoladamente, por lo que Emma García comentó: “Cómo está mi compañera Isabel. Es que las imágenes de verdad han sido la realidad, lo que es la realidad. Lo que están viviendo en la UCI”. Después la presentadora decidía hacer una pausa para poder reponerse.

Diseño sin título 4

Isabel quiso hablar del momento en sus redes sociales: “La cara es la sonrisa que intentamos dibujarnos para entreteneros como sabemos o podemos hacer. La cruz es lo que sufrimos detrás de las cámaras y que a veces nos desborda”.

“Yo tenía ganas de llorar por la situación que estábamos viviendo y además me costaba por la emoción de llegar aquí y ver que los compañeros iban cayendo. Cada semana llegaba y preguntaba que quien faltaba, a mí me rompía”, confesaba Emma: “He descubierto a un equipo tan humano…han sido momentos tan especiales que lloro de emoción. Estoy orgullosa y agradecida a todo el equipo”.

“Mi madre es como yo, es de no llorar, pero en este momento a mi madre se le estarán cayendo unos lagrimones. Soy excesivamente introvertida y estoy intentando no serlo, pero me cuesta mucho. Yo soy muy hacia dentro”. Después de estas palabrasTorito, aprovechaba para dedicarle unas bonitas palabras a Emma García: “Eres una tía que has hecho programas tan difíciles y no se te ha valorado como lo que eres, te han intentado hacer tanto daño y estoy tan contento de haberte conocido…”.