Web
Analytics

En este país necesitan hombres: por ley te dan 2 mujeres y el gobierno te mantiene; cuando sepas la razón harás la maleta enseguida…

14800

¡Olvidémonos de la renta básica de Podemos! Lo de este país sería el sueño de muchos hombres heterosexuales de todo el mundo: tener más de una mujer, y recibir dinero por ello. Mira que en el pasado hemos compartido ocupaciones que parecen un sueño hecho realidad, pero esta se lleva la palma.

El país en cuestión es Groenlandia, un país al norte de Europa en el que están abriendo los brazos a una migración de hombres de cualquier raza y nacionalidad para que formen parte de su sociedad y se conviertan en ciudadanos oficiales del país. La estrategia parece un poco sexista, pero tiene su razón de ser: en Groenlandia el número de mujeres es muy superior al de hombres, motivo por el cual se está reduciendo la población joven del país ya que no hay suficientes hombres para reproducirse. Si extrapolamos su índice de natalidad actual, al cabo de algunos años la población en Groenlandia terminaría por extinguirse por falta de hombres que continúen la raza.

Por eso, a cambio de su capacidad reproductiva, el gobierno brindará a cada nuevo ciudadano la oportunidad de conocer mujeres dispuestas a empezar una relación, además de darles una manutención de varios miles de euros por el tiempo que permanezcan en el país, que podría ser de por vida. Eso sí, como nada en la vida es gratis, existen planes de trabajo que, siguiendo con la temática sexista, están acordes con los que se suponen al “hombre de la casa“: todos aquellos que requieren de fuerza física, levantamiento de peso, agricultura, ganadería, leñadores, carpinteros, obreros, etc. Pero si ya tienes una carrera o profesión, se comprometen a buscarte trabajos acordes a tu ocupación para que puedas integrarte completamente a su sociedad.

Eso sí, ¿estarías dispuesto a mudarte a un país tan frío y, en ciertos aspectos, extraño, simplemente a cambio de conocer chicas y recibir dinero mensual a cambio de trabajos manuales? Lo cierto es que ya son muchas las solicitudes de hombres que quieren formar parte de esta política migratoria del país. ¡Que todo sea por los niños!