Web
Analytics

Encuentran a un mítico actor de televisión pidiendo ayuda para poder comer, su historia encoge el corazón

El intérprete ha confesado su situación.

La crisis creada por el coronavirus está afectando a la economía de forma devastadora y ya son numerosas las empresas y personas que han tenido que adaptarse a una nueva situación ruinosa. Las imágenes que vemos días si día también de las denominadas “colas del hambre” nos encogen el corazón. En ellas, además, vemos perfiles de todo tipo.

Recientemente conocimos el caso de María, que fue modelo y presentadora de televisión. Con 55 años, María lleva acudiendo a estas colas desde hace dos meses a por su lote de alimentos que le ofrece Fundación Madrina. Llegó a hablar para Buenos Días Madrid, aunque su nombre es ficticio ya que no quiere revelar su identidad y su cara está tapada por la omnipresente mascarilla.

Sin duda, el mundo de la cultura ha sido uno de los más afectados, y una prueba de ella ha sido otra cara conocida que ha confesado estar pasando por una situación parecida a la de María. Se trata de un conocido actor español que ha compartido él mismo su historia en las redes sociales.

Después de finalizar un proyecto en México hace más de un año, Josep Linuesa, que ha participado en series tan exitosas como Hospital Central o Amar es para siempre, se ha visto obligado a pedir ayuda por el momento tan difícil que está pasando. Tras interpretar el papel de Antonio Morales, Junior, en la miniserie Rocío Dúrcal, volver a verte, el catalán decidió emprender una nueva aventura.

Se trasladó hasta el otro lado del charco para formar parte del reparto de la segunda temporada de Enemigo íntimo, una conocida telenovela de la cadena Telemundo. Pero aunque consiguió triunfar en México, el tiempo pasó y ningún nuevo proyecto se llegaba a materializar.

El llamamiento de Josep Linuesa.

Tras el estallido de la pandemia su situación se complicó, derivando en que el actor tuviera que recurrir a medidas desesperadas. Tras gastar sus ahorros, Linuesa se ha visto obligado a pedir ayuda a través de sus redes sociales.

El actor terminó creando un canal de Youtube, Walkingstreetsfilms, en el que comparte vídeos mostrando una serie de recorridos a pie por las coloridas calles de Ciudad de México. Estos pequeños documentales se convertirán en una nueva fuente de ingresos para Linuesa, pero para que esto sea así el catalán necesitaba al menos 1.000 suscriptores.

Por este motivo, el pasado lunes, 8 de febrero, recurrió a sus redes sociales para pedir ayuda a sus seguidores. “Amigos tengo 54, soy actor y desde hace más de un año no tengo trabajo. La última me llevó a México y aquí estoy, sin ingresos ni ayudas. Se me ocurrió abrir un canal de Youtube y grabar las calles de México. Necesito 1.000 suscriptores para poder recibir alguna cosa. Llevo 71”, escribió el actor.

“Sé que es una locura y muy difícil de conseguir, pero lo tengo que intentar. Alguna cosa tengo que hacer para seguir adelante. ¿Me ayudáis suscribiéndoos? El canal se llama ‘Walkingstreetsfilms’. ¡O hazme un retuit por si a alguien le apetece ayudarme! ¡Gracias!”, dijo.

Como suele decirse, Twitter hizo su magia, y en menos de un día consiguió que se viralizara su mensaje.

Objetivo alcanzado y con creces.

Linuesa terminó logrando superar con creces los mil suscriptores que necesitaba para obtener beneficios por sus vídeos. El catalán ya cuenta con más de 32 mil suscripciones en Youtube y no dudó en agradecer a todas aquellas personas que se han volcado con él y le han ayudado.

“¡¡Es impresionante!! No puedo agradeceros uno a uno vuestra ayuda, no estaba preparado para recibir tanto apoyo y me siento sobrepasado de emoción. Ahora a trabajar, ¡ahora sí que sí! ¡Gracias a todos! Me parecía imposible llegar a 1.000 y somos ¡20.400! ¡20.400 besos a todos y a cada uno de vosotros!”, dijo.

“¡Amigos no tengo palabras! Tantos y tantos mensajes de ánimo me han hecho llorar, os lo aseguro. Son las 3 de la mañana aquí y no puedo, ni creo que pueda dormir en un buen rato. Solo os puedo decir gracias. ¡Me habéis dado toda la fuerza que me faltaba! ¡Sois mi gente!”.