Web
Analytics

Encuentran una misteriosa nota escondida en el coche hundido de la pareja desaparecida en Susqueda

Huida o crimen. Marc H. L., de 23 años y Paula M.P., de 21, son los dos jóvenes de Arenys de Munt y Cabrils que permanecen desaparecidos desde el jueves pasado, y cuya búsqueda se ha concentrado en el pantano de Susqueda y su entorno. Los jóvenes tenían previsto visitar Tamariu, en Palafrugell, así como el Montseny, y realizar una excursión en su kayak por el embalse de Susqueda, aprovechando que ambos disfrutaban de unos días de vacaciones. Los Mossos d’Esquadra difundieron esta imagen de los dos jóvenes desaparecidos, pidiendo colaboración para encontrarles.

El sábado, las familias decidieron denunciar ante la Oficina de Atención al Ciudadano de Premià de Mar que no tenían noticias de Marc y Paula, dos días después de tener constancia de su excursión por el embalse. Ahora, la investigación, atendiendo a las pruebas recabadas, ha descartado que se trate de un accidente o de un suicidio. Según pasan las horas crece la posibilidad de que esta desaparición tenga un origen criminal.

La otra posibilidad es que se trate de una huida voluntaria, un extremo que dado el dolor que la desaparición está causando en las familias, parece cada vez más improbable.

Resulta que el vehículo, un Opel Zafira de color azul que fue reflotado el martes, no cayó accidentalmente al embalse, ya que según informan fuentes próximas a la investigación alguien colocó una piedra al acelerador del turismo y lo empujó para que acabara en el fondo. Los Mossos d’Esquadra y los bomberos localizaron a última hora del lunes a unos siete metros de profundidad el vehículo en el que viajaba la pareja.

Antes de que el turismo estuviera en la superficie, durante las maniobras de reflotación, el maletero se ha abierto accidentalmente y se ha localizado ropa, sacos de dormir y material de acampada.

En su interior por lo visto han localizado apuntes con reflexiones que, según remarcan fuentes cercanas a la investigación, no tendrían que ver con una nota de suicidio. Los agentes están analizando estos escritos, así como otros hallados en la habitación de uno de los jóvenes, para tratar de avanzar en una investigación que cada vez tiene más desconcertados a los agentes.

Numerosos ciudadanos han llamado al 112 durante este martes para comunicar que habían visto a la pareja, residente en el Maresme, aunque hasta el momento, ninguno de los avisos se ha podido confirmar. Además, la policía catalana localizó el domingo el kayak de la pareja, medio desinflado y a la deriva.

Los equipos de rescate han rastreado por agua y por tierra toda la zona del pantano, además de pistas forestales cercanas y dos pozos y una mina situados en los alrededores, en busca de los jóvenes desaparecidos. No obstante, esta noche han señalado que abandonan la búsqueda en tierra ante la ausencia de indicios y que la limitarán al pantano.

Vía Elegí mal día.