Web
Analytics

Escándalo en el mundo del fútbol, así lo humilló su propia mujer en Twitter tras serle infiel

NORTHAMPTON, ENGLAND - OCTOBER 10: Hartlepool United assistant manager Sam Collins looks on during the Sky Bet League Two match between Northampton Town and Hartlepool United at Sixfields Stadium on October 10, 2015 in Northampton, England. (Photo by Pete Norton/Getty Images)
NORTHAMPTON, ENGLAND – OCTOBER 10: Hartlepool United assistant manager Sam Collins looks on during the Sky Bet League Two match between Northampton Town and Hartlepool United at Sixfields Stadium on October 10, 2015 in Northampton, England. (Photo by Pete Norton/Getty Images)

Un nuevo escándalo extramatrimonial ha salido a la luz en el fútbol inglés. Esta vez, el protagonista no es un jugador en activo, sino un entrenador. Concretamente, el segundo técnico del Hartlepool de la Football League Two, Sam Collins.

El ex jugador de los ‘Monkey Hangers’, que así es como se le apoda al conjunto inglés, fue humillado por su mujer en la red social Twitter. Y es que Claire se enteró de que su marido le había sido infiel y no dudó en ‘hackear’ su cuenta para que todo el mundo supiese lo que había hecho.

f115d4d0f1691623bf23b1a9914a550b

“Mi nombre es Sam Collins y estoy teniendo una aventura con **** **** de Durham. Soy una escoria y ella una p**a. Esta noche he roto el corazón a mis hijos”, fue uno de los tres mensajes escritos por Claire Collins.  Textos que se mantuvieron en Twitter  alrededor de 8 horas, hasta que el entrenador de 38 años decidió al final borrarlos y cerrar su cuenta.

Tras hacerse público el escándalo, el desafortunado protagonista de la historia declaró al diario ‘The Sun’ que ” fui a casa ayer para contárselo todo. Tenía la esperanza de que esto quedase entre nosotros“, confesó.

Sam Collins fue jugador del Harthepool durante un período de 8 años, en el que llegó a disputar un total de 285 encuentros con el club inglés. Tras su retirada, se convirtió en el segundo entrenador por detrás de  Craig Hignett. Por el momento, el equipo de la League Two no se ha pronunciado sobre este hecho ni sus posibles consecuencias.

Fuente