Web
Analytics

Escándalo en Valencia: La policía tiene que intervenir en el casting de Gran Hermano

Con más de tres millones de parados, con un paro juvenil que supera el 40% y con empleos donde, o no te pagan un euro por doce horas de trabajo –recordemos a los grandes chefs de España y sus reputados restaurantes– o donde te pagan una miseria, no es nada extraño que los jóvenes de nuestro país busquen una salida laboral rápida en los realities de televisión.

Pero no todos los que se presentan a los temidos castings pueden entrar en Gran Hermano, que en esta próxima edición, que será la número 18 y que se llamará ‘GH Revolution’, hasta la policía tuvo que acudir ayer miércoles a una de las pruebas que se realizaban en Valencia para desalojar a los descontentos candidatos.

El casting para el reality estrella de Telecinco congregó a una masa de personas nunca antes vista que sobrepasó todas las previsiones, más de 1000, y cuando los responsables llegaron al número 350 decidieron cerrar las puertas. Esto provocó el enfado y la frustración de los que llevaban toda la mañana esperando su oportunidad, que comenzaron a gritar “tongo” y “fuera” e incluso lanzaron agua e insultaron a una mujer que intentó colarse. 

https://twitter.com/_GHFantasma_/status/882198565371744256