Web
Analytics

España de luto: Fallece trágicamente demasiado joven David Caballero

Tenía solo 36 años.

Cuando se sufre la pérdida repentina de un ser querido, especialmente cuando se trata de alguien joven que nos ha dejado antes de tiempo, el doliente necesita más tiempo para encajar lo ocurrido. La muerte siempre es difícil de asimilar, y la sensación de irrealidad viene y va, ya que es parte del proceso de aceptación.

Cuando la muerte ha sido repentina, la tarea de adaptación aún es más ardua. Especialmente entre familiares y allegados. Tomar conciencia de que hay una parte de la vida que no controlamos es una vivencia difícil de afrontar.

David Caballero era trabajador social en Intedis, una de las asociaciones con las que trabaja Plena Inclusión. En la madrugada del pasado miércoles al jueves, David, que tenía 36 años, falleció de manera repentina.

Intedis es una asociación sin ánimo de lucro nacida por iniciativa de familiares de personas con discapacidad intelectual. Su objetivo es dar cobertura a las necesidades de apoyo social, tratamientos terapéuticos, educativos y laborales a las personas con discapacidad intelectual. Desde ella también reivindican sus derechos.

Sus compañeros no tardaron en despedirle en las redes sociales. «Se nos ha ido David -escribió Intedis en su cuenta de Facebook-. Quién nos iba a decir a nosotros que un día serías la noticia. En vez de hacerla tú, te la hacemos nosotros a ti. No somos capaces ni de explicar el dolor que sentimos por tu pérdida. ‘Lo has dejao to hecho un solar’. Tantos proyectos, tantas ilusiones…. Que se detienen en un segundo sin previo aviso».

Aunque no han trascendido las causas de la muerte, se sabe que fue un fallecimiento inesperado. Es la segunda pérdida en poco tiempo a la que se enfrenta Plena Inclusión, ya que Josmi Cárceles, otro querido trabajador de la entidad, falleció el pasado mes de diciembre víctima del Covid-19.

«Tu alegría el último día».

“No somos capaces ni de explicar el dolor que sentimos por tu pérdida”, dijo Intedis en las redes sociales. El joven fallecido era muy querido entre sus compañeros, y aseguraron que “nos va a costar mucho superar” su ausencia. Pero prefieren quedarse con lo positivo, “el regalo que ha sido conocerte todos estos años”.

David llevaba siete años en la empresa, y dejó una profunda huella, como demuestran los mensajes de condolencia. Le recordaron como “buen compañero, muy trabajador, siempre con una palabra amable, dispuesto a lo que hiciese falta”. Quedan en su recuerdo “tantas anécdotas y momentos compartidos”.

“7 años de verte crecer en lo personal y en lo profesional, y comer todos los días en la mesa de esta gran familia, da para conocernos”, dijeron en el mensaje. Y añadieron, “estarás en cada uno de los trinos que despiertan al amanecer y forman parte de la banda sonora de nuestro centro”.

Intedis expresó su dolor por la muerte del trabajador, y recordó “las fotos que hiciste y que cuentan nuestra historia en imágenes”. También destacaron “tu esfuerzo por contar quienes somos en las redes y el mundo digital”, ya que una de sus labores era escribir noticias de la entidad y gestionar sus redes sociales. Recordaron también “tu alegría, con la que te fuiste el último día que nos vimos”.

Otro golpe duro para la asociación.

Plena Inclusión despidió en diciembre a uno de sus trabajadores más queridos, Josemi Cárceles. Falleció por complicaciones derivadas del coronavirus, que se llevaron a este auxiliar administrativo que llevaba más de veinte años en la plataforma. “Cuesta mucho asumir este duro golpe”, dijeron entonces.

En palabras del presidente, “resulta difícil imaginar volver a atravesar esa puerta sin recibir su saludo, su simpatía y su amistad”. Su fallecimiento causó un profundo pesar en el entorno, tanto en su familia como en sus compañeros, y a su pérdida se suma ahora la de David, que ha muerto con solo 36 años.