España de luto: Fallece trágicamente Jerónimo Saavedra

Trágico suceso.

Algunas tragedias son particularmente impactantes. Los fallecimientos por causas naturales, como la avanzada edad del finado, son más fáciles de racionalizar. Sin embargo, hay casos en los que el drama se acentúa por factores como la muerte de una persona tan querida como Jerónimo Saavedra.

Un referente político y social de Canarias, Jerónimo Saavedra Acevedo, ha muerto este martes a los 87 años tras una larga trayectoria en la que fue presidente de la comunidad autónoma, ministro de dos carteras, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, diputado del Común y el primer político español en declararse abiertamente homosexual.

La presidenta del Parlamento de Canarias, Ástrid Pérez, ha sido la encargada de comunicar la triste noticia durante el pleno ordinario, en el que se ha guardado un minuto de silencio en su memoria. El presidente canario, Fernando Clavijo, ha expresado su pésame a la familia y amigos de Saavedra, al que ha definido como “un hombre de Estado, un referente político y una persona comprometida con Canarias”.

Su trayectoria política.

Saavedra nació el 3 de julio de 1936 en Las Palmas de Gran Canaria, en el seno de una familia acomodada. Estudió Derecho y Administración de Empresas y se doctoró en Derecho por la Universidad de La Laguna. Su vocación política le llevó a afiliarse al Partido Socialista Obrero Español y a la Unión General de Trabajadores en 1972, en plena dictadura franquista.

Fue elegido diputado por el PSOE por la provincia de Las Palmas en las primeras Cortes Constituyentes de 1977, participando activamente en la elaboración de la Constitución Española y del Estatuto de Autonomía de Canarias. Repitió escaño en las elecciones generales de 1979, 1982 y 1989. También fue senador a Cortes en 1996 y de 1999 a 2003.

En el ámbito regional, Saavedra fue el primer presidente del Gobierno de Canarias, cargo que ocupó de 1983 a 1987 y de 1991 a 1993. Bajo su mandato se impulsaron importantes proyectos de desarrollo económico, social y cultural para el archipiélago, así como la consolidación del autogobierno y la defensa de los intereses canarios ante el Estado y la Unión Europea.

En el ámbito nacional, Saavedra formó parte de los gobiernos de Felipe González como ministro de Administraciones Públicas (1993-1995) y de Educación y Ciencia (1995-1996). En el PSOE ocupó el cargo de secretario general del partido socialista canario (PSC-PSOE) desde 1977 hasta 1993 y fue miembro de la Ejecutiva federal del partido durante la última legislatura de González.

En el ámbito local, Saavedra fue alcalde de Las Palmas de Gran Canaria de 2007 a 2011, logrando la mayoría absoluta en las elecciones municipales de 2007. Durante su gestión al frente del consistorio, impulsó la modernización de la ciudad, la mejora de los servicios públicos y la participación ciudadana.

En el ámbito personal, Saavedra hizo pública su condición de homosexual en el año 2000, en el prólogo del libro ‘Outing en España’ del escritor y catedrático Fernando Bruquetas. Fue el primer político español en desempeñar varios cargos públicos y reconocer abiertamente su orientación sexual, convirtiéndose en un referente para el colectivo LGTBI.

En el ámbito institucional, Saavedra fue nombrado diputado del Común por el Parlamento de Canarias en 2011, cargo que ejerció hasta 2018. El diputado del Común es el defensor del pueblo canario, encargado de velar por el respeto de los derechos y libertades de los ciudadanos frente a la administración pública.

En el ámbito cultural, Saavedra fue una persona muy vinculada a la cultura, especialmente a la literatura y al teatro. Fue autor de varios libros, entre los que destacan ‘Memorias de un socialista canario’ (2004) y ‘El Estado de las Autonomías’ (2009). También fue un gran aficionado al teatro, llegando a participar como actor en algunas obras.

Saavedra deja un legado político y social de gran relevancia para Canarias y para España, así como un ejemplo de valentía, honestidad y compromiso con la democracia y los derechos humanos. Su muerte ha causado una gran conmoción en el ámbito político y social, donde ha recibido numerosos homenajes y muestras de reconocimiento y afecto.