Web
Analytics

España de luto: fallece trágicamente Miguel Ángel Díaz

Le llamaban “El todopoderoso”.

El Hospital de Motril se levantó con una triste noticia. La del fallecimiento de Miguel Ángel Díaz Castellanos, jefe de la UCI del hospital de Motril desde hace muchos años.

Su compañero Juan Mercado Martínez quiso compartir unas palabras de recuerdo del fallecido. Profundamente afectado, ya que conoció a Díaz desde los inicios de su carrera, destacó que en aquellos inicios todo era difícil: “La escasez de recursos, el tiempo y la dedicación a un pequeño servicio de medicina intensiva, la difícil compatibilidad con una vida normal, hacían poco probable el éxito del trabajo que teníamos entre manos”, contó.

Contó que él llegó a Motril en 1994, cuando Miguel Ángel ya llevaba 3 o 4 años allí. Fueron ellos quienes, junto a dos o tres intensivistas más, pusieron en marcha el proyecto de una UCI bien dotada para el hospital. “Aquí Miguel Ángel jugó un papel crucial, toreando adversidades de todo tipo”, señaló.

“No pasado mucho tiempo advertí su seria capacidad para el trabajo y sobre todo para la gestión”, añadió. Recordó que le llamaban “el todopoderoso” porque para él “la toma de decisiones era coser y cantar, y superaba todas las dificultades”.

Sus compañeros le han despedido con un emotivo mensaje. “Mandamos nuestro más sentido pésame a su familia y os acompañamos en el sentimiento de dolor. Descansa en paz, jefe”, escribió UCI Motril. “La familia de los intensivistas andaluces está de luto”, transmitió la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva —Samiuc—.

Los compañeros del reconocido doctor destacaron su “reconocida trayectoria” y que “apostó por las UCI como servicios a la vanguardia científica”. En lo personal, subrayaron que era “una gran persona y un magnífico compañero”.

Su fallecimiento también ha causado un gran impacto entre sus compañeros de la Asociación de Pacientes cardíacos Sur de Granada “Mucho Corazón”. Han destacado que era “alguien vital con un gran compromiso por nuestro bienestar”. Díaz Castellanos también dejó huella en el Aula de Pensamiento, donde lamentaron “profundamente” su muerte. Le han recordado como “médico Intensivista durante muchos años, jefe de la UCI del Hospital de Motril, conferenciante y colaborador del Aula”.

Díaz Castellanos también fue Jefe de Servicio de Medicina Intensiva del Hospital de Santa Ana y del Consejo Europeo Resucitación Vital. Hace unos pocos años, en 2019, fue galardonado con el Premio Francisco Javier Burgos del Aula de Pensamiento, que hoy le recuerda con cariño.

Enorme compromiso profesional y humano.

El doctor dejó huella en muchas instituciones sanitarias, pero especialmente en el Hospital de Motril. Ha sido allí donde el fallecimiento de Díaz Castellanos se ha dejado sentir con más pesar. Durante muchos años desempeñó una labor que permanecerá viva gracias a sus proyectos.

Como Médico Intensivista y director de la UCI del hospital gaditano, impulsó programas para convertir las ciudades en espacios cardioprotegidos. Su misión era adaptar las ciudades al cuidado del corazón, para tener una población más sana y longeva. Además de esta labor al frente de los cuidados intensivos, sus compañeros destacaron su “compromiso profesional y humano”.

Díaz Castellanos dejó una gran huella por su carácter innovador y emprendedor en el área de la medicina intensiva, así como por su gran compañerismo. La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, expresó sus condolencias: “Fue uno de los pioneros en formación ciudadana de reanimación cardiopulmonar. Se va un magnífico profesional, pero sobre todo un gran hombre. Descansa en paz, Miguel Ángel”, dijo emocionada.

Por otro lado, el concejal de Cultura en Motril, Miguel Ángel Muñoz, definió al doctor fallecido como “un hombre bueno”. De él dijo que estaba “predispuesto a todo lo que se le proponía, sumando siempre, siempre ayudando”.

Descanse en paz.