Web
Analytics

España llora a Alejandra, la menor abandonada en una cuneta tras ser atropellada cuando iba al instituto

Alejandra hacía cada día el mismo recorrido, a la misma hora, para ir al instituto. Salía de su casa temprano para ir andando a la parada de autobús y coger el 184, e ir al instituto de Algete en el que estudiaba, según El Mundo. Pero el pasado lunes 15 de enero fue diferente.

El cuerpo de una joven de 17 años fue encontrado tirado en la cuneta de la M-117 a la altura de Fuente el Saz del Jarama con signos de haber sido atropellado, según informó un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Según las primeras investigaciones, la menor cruzaba la carretera por una zona no señalizada, con poca visibilidad a primera hora de la mañana. En ese momento, de repente, un vehículo se la llevó por delante.

Fue un conductor quien dio la voz de alarma y avisó del hallazgo a los servicios de emergencia en torno a las 10:00 horas. Los servicios de emergencias se desplazaron hasta el lugar, pero solo pudieron confirmar la muerte de la joven, que presentaba “lesiones compatibles con un atropello”.

Por el suelo se podían ver sus apunte y un pen drive, todo lo que la chica llevaba en su mochila al instituto. Los vecinos de Fuente el Saz por lo visto escucharon un fuerte golpe sobre las 7:15 horas de la mañana, tres horas antes de que se descubriera su cuerpo sin vida.

Ahora, hemos sabido gracias a El Español que la Policía Nacional ha detenido al presunto autor del atropello de la joven. Se trata de F.S., un paraguayo de 53 años, residente en Pozuelo de Alarcón, que cuando fue detenido se encontraba en un avión en Barajas con la intención de coger un vuelo a Argentina.

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación aunque ha sido la Policía Nacional quien ha llevado a cabo la detención, gracias a la colaboración de un vecino de Pozuelo de Alarcón que facilitó los datos que posibilitaron la detención.

El individuo se enfrentaría como mínimo a un delito de omisión de socorro con penas de cárcel que van desde los seis a los cuatro años de cárcel, dependiendo de si el accidente se ha producido de forma fortuita o por una imprudencia.

Desde aquí enviamos nuestro más sentido pésame a los familiares y allegados de la joven.

Fuente: elegímaldía