Web
Analytics

Esta niña de 13 años bajó gritando por las escaleras. Lo que le sucedió en el cuello era horrible por algo que tú hace a diario

Jackie Fedro es una feliz madre que vive con su familia en Chicago, Illinois, EEUU. Cuando su hija mayor, Gabbie, cumplió 13 años, Jackie le regaló por Navidad lo que había pedido: un teléfono móvil. La niña estaba encantada, pero nadie imaginaba lo que pasaría después:

Facebook/Jackie Fedro

Un día, mientras hablaba por su nuevo teléfono, Jackie oyó un grito que le dejo la sangre helada. Su hija Gabbie bajó las escaleras corriendo y llorando mientras se agarraba el cuello con una mano. Lo que vio Jackie le dejó aterrir

Facebook/Jackie Fedro

Facebook/Jackie Fedro

Gabbie tenía varias quemaduras en el cuello. La hija había estado hablando con su teléfono mientras se estaba cargando. Cuando el cable del cargador hizo contacto con la cadena que llevaba al cuello, causó un cortocircuito que le provocó quemaduras de segundo grado. Jackie decidió publicar las fotos en Facebook para alertar del peligro que podía suponer a los demás porque Gabbie no es la primera ni única persona a la que le ha pasado lo mismo.

Facebook/Jackie Fedro

Facebook/Jackie Fedro

Los teléfonos móviles han supuesto una auténtica revolución pero también pueden entrañar ciertos riesgos si no se usan con ciertas precauciones.

Fuente