Web
Analytics

Esta tortuga herida recibió el primer caparazón impreso en 3D, y hemos recuperado la fé en la humanidad

tortuga-freddy-caparazon-3d-animal-avengers-fb

Cuando esta tortuga, bautizada como Freddy, quedó atrapada en un incendio forestal en Brasil, sus posibilidades de sobrevivir eran muy escasas. Pero he aquí que hay un grupo de cirujanos pioneros conocidos como Animal avengers —”Los Vengadores de los animales“— que utilizan las últimas tecnologías para ayudar al reino animal, y le han hecho a Freddy un regalo milagroso. Y es que esta tortuga no solo ha sobrevivido, sino que se ha convertido en el poseedor del primer caparazón del mundo impreso en 3D.

Así lo cuenta el diseñador Cicero Moraes, miembro de este grupo de voluntarios de Sao Paulo que nos hace recuperar la fé en la humanidad y en la tecnología:

Freddy es la primera tortuga del mundo que ha recibido un caparazón completamente reconstruido, y la primera criatura que nuestro recientemente formado grupo de rescatadores decidió ayudar.

Este equipo de voluntarios diseñó el caparazón reconstruyendo una imagen de ordenador en 3D basada en varias fotos que le hicieron a Freddy. El doctor Paulo Miamoto, cirujano dental, lo convirtió en realidad usando una impresora 3D avanzada.

La tortuga Freddy tiene suerte de estar con vida tras haberse quemado en un incendio.

Fue salvada por un grupo de cirujanos voluntarios llamado Animal Avengers, “Los Vengadores de los animales“.

Su caparazón estaba muy dañado, así que su única esperanza era fabricarle uno nuevo con ayuda de una impresora 3D.

Le quedaba genial a Freddy, pero necesitaba algo de color, ¿no os parece?

Así que el equipo, que aparte son excelentes artistas, lo pintó a mano intentando que pareciera lo más natural posible.

Y como puedes ver, el resultado ha quedado muy bien.

El equipo de Animal Avengers está formado por 4 veterinarios, un cirujano dental y un diseñador 3D.

¡Tony Stark estaría orgulloso!

Aquí podéis ver a Freddy en acción:


En otras noticias sobre animales salvados por gente de lo más maja, hace poco os contamos cómo la Policía salvó a Pitufo y Shrek, dos gatos que habían sido pintados con tinta permanente por un desalmado —que, desgraciadamente, también los hay…

Vía Elegí mal día.