Web
Analytics

“Estaba guionizada y utilizó pinganillo” Desmontada la entrevista de Rocío Carrasco

La conmovedora historia de Rocío Carrasco ha dejado muchos “perjudicados”, uno de ellos ha sido Nuria Bermudez, que a través de su abogada Teresa Bueyes se ha desmarcado por completo del testimonio de la hija de Rocío Jurado.

Según la agraviada, tan si quiera conoce a Carrasco y está dispuesta a emprender acciones legales contra ella por intromisión en la intimidad, la letrada detalla que su representada quiere desmarcarse por completo de este terremoto mediático: “Rocío dijo que Nuria Bermúdez le había llamado para felicitarle ciertos documentos en relación con el divorcio e insinúa que le hicieron una encerrona para que le hicieran unas fotos con Fidel y hacer desaparecer a Rocío. Esto es mentira, Nuria jamás ha tenido ninguna conversación con Rocío Carrasco, no la ha llamado nunca, no la conoce de nada” argumenta la abogada.


También ha arremetido contra Rocío Carrasco alabando las buenas dotes de interpretación que demostró en el plató y denunciando que en todo momento estuvo asistida por un “pinganillo” para saber lo que tenía que decir, aparato que suelen usar los realizadores y presentadores para recibir órdenes de dirección.

Bueyes va más allá, y ha desvelado que estuvo viendo muy atentamente la entrevista acompañada de dos expertos en salud mental y que los tres, llegaron a la conclusión de que basó su intervención en un guion totalmente estudiado

Teresa a ha pedido a Carrasco que mire al pasado: “Rocío Carrasco más bien se lo debería de hacer mirar, ella sí que ha estado en tramas con el señor abogado que tenía que era Saavedra, como muy bien sabéis está condenado por estafa gracias a una querella que yo llevé en nombre de Javier Rigau (ex de Gina Lollobrigida)”. A pesar del gran apoyo que está teniendo la protagonista de la actualidad, la letrada sentencia que “Nada, no me creo nada de esta mujer, todo teatro”.