Web
Analytics

Este marido se dio cuenta de que algo iba mal en la casa que su esposa quería alquilar, y la detuvo antes de que fuera demasiado tarde

Todos hemos visto alguna que otra película de terror, y hemos aprendido a reconocer las señales que indican que las cosas no van a acabar bien. Por eso, es muy frustrante cuando los personajes en ellas no se enteran de nada ni se dan cuenta, una actitud que les acaba llevando a tener un mal fin.

Por desgracia para la protagonista de nuestra historia, en su caso sus sentidos fueron cegados por bañeras de porcelana y suelos de parquet…

Hace unos meses, Olivia A. Cole, una escritora de 37 años de Louisville, Kentucky, compartió su divertida historia en Twitter, donde se volvió viral con más de 30.000 notas. Ella y su marido estaban buscando casa, y les mostraron un “bungalow encantador”.

Ya sabéis cómo es cuando os gusta un sitio: os empezáis a imaginar dónde poner vuestras cosas, lo bonita que es la chimenea y en poner un huertecito en el jardín. Los aspectos negativos, como que podría haber sido el escenario de terribles crímenes, pasan a un segundo plano…

Dentro de la casa, esas señales terroríficas estaban por todos lados, pero Cole se ríe de sí misma afirmando que era “esa mujer blanca” de las películas de terror que no se da cuenta de los “signos diabólicos”. La historia, cortesía de Bored Panda, os hará querer leerla hasta el final, y entonces ya sabréis qué señales buscar la próxima vez que necesites una casa.