Web
Analytics

Este perro abandonado encontró consuelo en el único amigo que lo acogió: un peluche

Lo único que necesitaba era alguien a quien abrazar.

Esta es la historia que ha contado Yvette Holzbach, que iba en su auto por una calle en Houston, Texas, cuando se encontró con una imagen que la conmovió profundamente. Aunque en un principio solamente sacó la foto pensando en lo adorable que era lo que estaba viendo, luego empezó a darse cuenta de lo que escondía la imagen: un perro solo, probablemente abandonado, abrazando al único amigo que pudo encontrar, un peluche.

portada-310

Es imposible no conmoverse al pensar en lo triste de esta situación, en el vínculo que se había creado entre un animal y un juguete, los dos probablemente abandonados por un hombre.

A pesar de que Yvette siempre intenta salvar a todos los perros que puede, ese día simplemente no pudo porque no había espacio para un perro más en su refugio. En cuanto hubo sitio volvió a por él, pero el adorable perrito negro —y su juguete— ya no estaban.

Decidió publicar la historia en su página de Facebook por si alguien podía ayudarla a encontrarlo, pero sorprendentemente la imagen se viralizó, no sin algo de controversia. Mucha gente criticó que no lo hubiera recogido cuando tuvo oportunidad.

Pero lógicamente la mayor parte de los comentarios eran más críticos con la persona que había abandonado a este animal de manera tan cruel.

Unos días después, Yvette publicó nueva información sobre el asunto.

Fuente

Resulta que el perro en realidad pertenecía a Calvin, el hombre de la foto, que vive cerca de donde Yvette vio al perro por primera vez. Calvin ha contado que tiene muchos perros que ha ido recogiendo de la calle, pero este en particular nunca llegó a acostumbrarse a vivir con él.

En esta ocasión, había saltado la valla… para no volver. Pero Calvin lo amaba mucho y seguiría buscándolo.

La historia no tiene un final feliz, y es que ni Calvin ni Yvette han sido capaces, por el momento, de encontrar al adorable perrito o a su peluche.

Esperamos que el perrito y su peluche hayan encontrado un hogar.

Vía Elegí mal día.