Web
Analytics

Estupefacción por el surrealista momento del rey Felipe: “Yo estoy aquí arrodillada, como toca”

La pelea ante las cámaras entre la reina Letizia y la reina emérita Sofía por una foto con la princesa Leonor y la infanta Sofía, es sin duda el tema de las últimas semanas en las redes sociales…

El episodio sucedió este domingo a la salida de la Misa de Pascua en Mallorca, y aunque no ha sido comentado de manera oficial por la Casa Real ha generado todo tipo de teorías en las redes.

Aunque la mayoría se ha puesto de lado de doña Sofía, algunos han tomado partido por Letizia, que para algo es la madre de las niñas, especialmente después de leer la información publicada por la periodista y escritora Pilar Eyre.

En ella, afirma que el rifirrafe podría deberse a que a Letizia no le habría gustado que Sofía hubiera “maniobrado” para que la Infanta Elena —pendiente de resolución judicial— acudiera a la misa de aniversario por el funeral de Don Juan de Borbón.

Sin embargo, otro de los mayores conocedores de los entresijos de la monarquía española, Jaime Peñafiel, cronista de la Casa Real desde hace más de 40 años, ha dedicado unas duras palabras a Letizia: “o Felipe se divorcia o Letizia se carga la monarquía“, dijo.

Sea como sea, el sábado los reyes Felipe y Letizia acudieron a visitar a don Juan Carlos en el hospital madrileño en el que ha sido intervenido… y aparecieron acompañados por la reina Sofía. En torno a las 18:00 horas de la tarde, los tres llegaron al Hospital Universitario Sanitas La Moraleja a bordo de un vehículo conducido por don Felipe.

En medio de la polémica, los tres han transmitido una imagen de normalidad, e incluso se han mostrado de lo más sonrientes durante el saludo a los medios allí congregados.

La tensión del momento fue diluida por un cómico momento vivido en las puertas del Hospital Universitario Sanitas de La Moraleja. El rey Felipe VI salió de las instalaciones y se acercó a un grupo de periodistas para informar del estado de salud de su padre.

Cogió tan desprevenidos a los reporteros, que algunos tuvieron que correr para obtener las declaraciones… como por ejemplo la reportera de Viva la vida, que fue la última en incorporarse al bloque. Sin embargo, su ubicación impedía que las cámaras pudieran grabar con normalidad, así que tuvo que arrodillarse y estirar el brazo.

Mientras Felipe contestaba a las preguntas y cuando dio por concluida su breve declaración, se despidió de los periodistas… entre los que destacó una voz que decía “yo estoy aquí arrodillada, como toca”, causando las risas de todos los presentes.

El propio monarca dedicó una mirada y una ligera sonrisa hacia la reportera, que se convirtió en la protagonista involuntaria de la entrevista… por culpa de haber llegado tarde a la misma.