Web
Analytics

Fallece Sara, la mujer de 39 años que estaba en la UCI por graves lesiones durante una lipoescultura en Cartagena

Finalmente falleció la mujer de 39 años que llevaba un mes en la UCI tras una lipoescultura en una clínica privada de Cartagena. Tenía múltiples perforaciones en el intestino y otros órganos afectados tras pasar por el tratamiento estético. Tan pronto como estén los resultados de la autopsia, la familia de Sara Goméz planea presentar una denuncia por homicidio imprudente. El médico tenía una master en estética y medicina antienvejecimiento además de su título de cirujano cardiovascular.

Después de casi un mes ingresada en la UCI, luchando entre la vida y la muerte, Sara, de 39 años, falleció ayer. Ingresó en la clínica privada de Cartagena para someterse a una lipoescultura que le provocó 27 perforaciones en intestino, colon, riñones, hígado y páncreas.

A pesar de los esfuerzos del cirujano por reanimarla, tuvo que ser trasladada en estado grave a un hospital público de Murcia horas después de la operación. La familia interpuso una denuncia contra el hombre que la intervino por imprudencia profesional ya que presentaba lesiones graves. Una vez confirmada la muerte, el incidente se será escalado como homicidio y no como un supuesto delito de lesiones. El cirujano no tenía formación formal en Cirugía Plástica o Estética, aunque sí tenía una curso en medicina estética de la Universidad Complutense.

Se realizará una autopsia del cuerpo sin vida de la mujer en el Instituto Anatómico Forense para determinar la causa de su fallecimiento.