Fallece trágicamente en Málaga practicando el hobby cada vez más de moda en la playa

Trágico suceso.

La tragedia se ha vuelto a repetir en las costas de Málaga, donde un hombre ha perdido la vida al accidentarse en una moto de agua. El suceso ha tenido lugar este miércoles por la tarde, frente al Paseo Marítimo Rey de España de Fuengirola, una localidad turística muy concurrida en esta época del año.

Según las fuentes consultadas por este periódico, el hombre viajaba junto a otro acompañante en una moto acuática cuando, por causas que aún se desconocen, se ha producido el accidente. Al parecer, el hombre ha caído al agua y ha sufrido un ahogamiento, sin que los servicios de emergencia hayan podido reanimarlo.

La alerta se ha dado sobre las 16:40 horas, cuando una llamada al 112 Andalucía ha informado del accidente de moto acuática. El centro coordinador ha movilizado a varios efectivos de la Guardia Civil, la Policía Local, la Policía Nacional, Salvamento Marítimo y los servicios sanitarios, que han acudido al lugar de los hechos.

Allí, han encontrado a una de las personas que iban en la moto de agua con síntomas de ahogamiento. A pesar de los esfuerzos por salvarle la vida, los sanitarios solo han podido certificar su fallecimiento. La otra persona que iba en la moto acuática no ha sufrido heridas de gravedad, según han confirmado las mismas fuentes. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación del accidente y ha activado el protocolo judicial para esclarecer lo ocurrido. Según las primeras hipótesis, no hay ninguna otra embarcación implicada en el siniestro.

Este es el segundo accidente mortal con una moto de agua que se produce en las playas de Málaga en menos de un mes. El pasado 17 de julio, una mujer de 32 años también falleció al caer de una moto acuática en la barriada de El Palo. En ese caso, la Guardia Civil también abrió una investigación para determinar las circunstancias del suceso y si había terceras personas involucradas.

El auge de las motos de agua preocupa a las autoridades.

El uso de motos acuáticas en nuestro litoral ha crecido notablemente en los últimos años, lo que ha supuesto un aumento de los riesgos para los bañistas y para los propios usuarios de estas embarcaciones. Por ello, las autoridades han adoptado medidas para regular su uso y garantizar la seguridad en el mar.

Entre ellas, se encuentran el control de la velocidad, el respeto a las zonas habilitadas para su circulación, la prohibición del consumo de alcohol, la obligatoriedad del uso de chalecos salvavidas homologados y la revisión de la documentación de las embarcaciones. El año pasado, se puso en marcha un dispositivo pionero para vigilar el cumplimiento de estas normas por parte de los usuarios de motos acuáticas en Málaga.