Web
Analytics

Fallece un bebé de cuatro meses que dormía en la cama entre sus progenitores. Habían bebido.

El suceso que se ha producido en un domicilio de Alhama de Murcia ha estremecido a los vecinos de la zona. La Una Unidad Médica de Emergencia se presentó en un domicilio tras ser avisados de que un bebé había fallecido una hora antes de que llegaran, no pudieron hacer nada por salvar su vida.

La policía realizó las primeras pesquisas en el lugar de los hechos y, al darse cuenta de la gravedad de lo sucedido, pidieron la presencia de la Policía Judicial y Guardia Civil.

El pequeño había fallecido en la cama de sus padres mientras dormían, estaba acostado entre ellos. Los progenitores habrían consumido alcohol y durante el sueño de forma inconsciente habrían golpeado a su hijo, que presentaba múltiples hematomas.

No es la primera vez que la policía recibía avisos de los vecinos que alertaba de ruidos en el domicilio de esta familia. Era habitual que montaran fiestas y la música estuviera muy alta. La pareja tenía cinco hijos, ahora se enfrentan a un posible delito de homicidio imprudente.