Web
Analytics

Francia prohibe por ley el envío de e-mails laborales en fin de semana

Si tu jefe es un poco obsesivo y utilizas el correo electrónico para comunicarte con él, es más que probable que hayas recibido un e-mail suyo un festivo o un fin de semana. No son pocos los trabajadores que consideran estas prácticas como molestas o incluso abusivas: en los días de descanso no se trabaja, y leer un correo electrónico es una tarea laboral.

Pues bien, en Francia la reciente reforma laboral —esa que ha ocasionado numerosas protestas a lo largo del país— incluye una ley que prohíbe a las empresas de 50 o más trabajadores el envió de e-mails en días de asueto. La norma se conoce como “el derecho a desconectar”, y su intención es la de evitar que los trabajadores se agoten por estar demasiado conectados a sus tareas, incluso cuando están en casa o de vacaciones.

Ahora hay más estrés relacionado con el trabajo que nunca”, explica Benoit Hamon, diputado de la Asamblea Francesa y uno de los ideólogos de la medida, en declaraciones concedidas a la BBC. “Los empleados salen físicamente de la oficina, pero no dejan de trabajar. Quedan amarrados por una especie de correa electrónica, como si fueran perros. Los mensajes de texto, los e-mails y demás absorben la vida de los empleados hasta que terminan por explotar”, asegura.

El aumento de los casos de estrés laboral y las bajas médicas por este motivo se han disparado en los últimos años, hasta el punto de que uno de cada 10 trabajadores galos está en riesgo serio de experimentar un fenómeno denominado burnout, que literalmente describe el acabar completamente quemado por la ansiedad.

Según la nueva ley, las empresas grandes están obligadas a negociar con sus plantillas las horas las que se pueden enviar o no correos relacionados con el trabajo. Y significa que por las tardes o en los fines de semana está completamente prohibido hacer ningún tipo de comunicación electrónica.

El desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación, si no es manejado de manera adecuada, puede tener un impacto nefasto sobre la salud de los trabajadores”, se puede leer en el artículo 25 de la ley. “Además de eso, la carga del trabajo y la sobrecarga de información pueden hacer que las fronteras entre vida privada y vida profesional se difuminen”.

Francia continúa entre huelgas y protestas por culpa de la decisión del Gobierno de Hollande de aprobar la ley mediante un decreto. Hoy se ha conocido que el bloqueo de refinerías y depósitos de combustible por el sindicato mayoritario y más potente del país, ha obligado al Gobierno a tirar de las reservas estratégicas de petróleo. Buena parte de la sociedad francesa rechaza la ley, ya que muchos temen que aumentará la precariedad laboral.

Fuente.

Vía Elegí mal día.