Web
Analytics

Fuga de anunciantes en Telecinco por culpa de Carlota Corredera

La labor de Carlota Corredera en entredicho.

Está claro que una de las mayores defensoras de Rocío Carrasco en los últimos meses, por no decir la mayor, es Carlota Corredera. La gallega ha apoyado a la hija de Rocío Jurado tanto en las tertulias de la docuserie Contar la verdad para seguir viva, como en el plató de Sálvame, donde a veces ha tenido que enfrentarse a otros colaboradores del programa.

Telecinco apostó por ella para presentar el famoso documental de Rocío Carrasco en parte por su amplia formación en igualdad de género. De hecho, ha escrito un libro relacionado con el tema. Pero eso no ha impedido que gran parte de la audiencia considere que ha abusado de su poder para silenciar opiniones contrarias a Rociíto.

Esto le ha colocado en el punto de mira de muchos telespectadores, que han cargado duramente contra la presentadora de Sálvame en las redes sociales pidiendo su marcha inminente. A esto hay que sumarle que el programa vespertino de Telecinco está atravesando un mal momento, y a las críticas vertidas por Antonio Canales tras su fulminante despido como colaborador de Sálvame hay que sumarle la gran cantidad de comentarios negativos hacia Carlota Corredera.

Para muchos, la gallega es la gran responsable de la caída de audiencia por parte de Sálvame. Su implicación en el drama de Rociíto y una actitud que muchos han calificado como déspota con algunos compañeros han provocado que los espectadores reaccionen en su contra. Redes sociales como Twitter son un clamor contra ella prácticamente a diario.

Los anunciantes son conscientes de esto, y muchos de ellos podrían estar estudiando a opción de dejar de promocionarse en esta franja horaria si Carlota Corredera continúa en ella. Muchos no quieren que se les vincule a una imagen que genera tanta polémica, como es el caso de la gallega.

Por supuesto, esto no pasa desapercibido para los directivos de Mediaset, que por experiencia ya saben las consecuencias que puede tener una fuga de anunciantes de este tipo. Hace años ya hubo boicot por parte de algunas marcas a programas como Gran Hermano o La Noria, y la situación podría repetirse en el programa diario de Telecinco.

Ponen en duda la credibilidad de la presentadora.

Muchos espectadores están poniendo en duda su credibilidad. Especialmente después de publicar un libro en el que aseguraba que había perdido 60 kilos, y en el que ofrecía consejos de vida sana y nutrición. Sin embargo, en apenas un par de años ha recuperado todo el peso, dejando en evidencia su capacidad para convertirse en un referente.

Con el tiempo ha quedado claro que Carlota Corredera no había apostado por una alimentación saludable, sino que lo basó todo en una dieta milagro compuesta por barritas energéticas y batidos. Eso explicaría este efecto rebote en el peso, que le ha llevado a recuperar el peso perdido en muy poco tiempo.

Hace unos días admitía que se encontraba un tanto “desgastada” por toda la polémica generada en torno a Rocío Carrasco. La controversia le ha pasado factura en lo personal. Pero lo más llamativo son los datos de audiencia.

Carlota Corredera ha sido incapaz de mantener el porcentaje de espectadores de Jorge Javier. En vista de estos resultados tan negativos, a la cadena le quedaría la opción de apostar de lleno por la segunda temporada de la docuserie de su amiga Rocío Carrasco. En ella, supuestamente desvelará algunos secretos de su madre recogidos en un diario, que dejarían en muy mal lugar a personas como Ortega Cano.

El victimismo de Corredera.

Si nada cambia de aquí a unas semanas, Carlota Corredera volverá a ser la conductora de este espacio. A pesar del evidente distanciamiento con buena parte de la audiencia, ella se mantiene en sus trece y defiende sus teorías. Es lo que ocurrió hace unos días cuando volvió a salir el tema de Rocío Carrasco y Antonio David.

“Rocío ha contado lo que tenía que contar, ha contado su verdad, la que ha demostrado. Presunción de inocencia Antonio David, sí. Hay una condena y una sentencia que vendría a reconocer que hay violencia vicaria, sí”, dijo la gallega. “Quien no se la quiera creer, adelante. Quien no quiera entender por qué no tiene relación con sus hijos, adelante”, apuntó. Recordó que “Rocío ya se ha explicado y estamos en otra fase, en otra pantalla del videojuego”.

Después, acusaron a Carlota Corredera de hacerse la víctima. “El foco me lo han puesto a mí, y la que se tiene que comer ahora esto, por comentarios que se han hecho aquí, en mi programa”, dijo la gallega.

En cualquier caso, en los pasillos de la cadena preocupan los datos de audiencia y la posible fuga de anunciantes. No se olvidan de la que hubo en el pasado y que le costó muy caro a Telecinco.