Web
Analytics

Gran preocupación por la extrema delgadez de Rocio Crusset, hija de Mariló y Carlos Herrera

La carrera como modelo de la hija de Carlos Herrera y Mariló Montero va como un cohete, y la joven sevillana ya desfila en las mejores pasarelas a las órdenes de los diseñadores más prestigiosos del mundo. En unos meses, Rocío Crusset, que ha preferido no lucir sus famosos apellidos paternos para que no se hable de “enchufes” o favoritismos, se ha convertido en una de las modelos españolas más cotizadas, siendo el orgullo de sus famosos padres.

Pero la última foto que la modelo ha publicado en su perfil de Instagram ha encendido todas las alarmas entre sus seguidores, que han criticado con dureza la extrema delgadez de la joven con comentarios como “Deberían prohibir estas imágenes!”, “¡Estás demasiado delgada!” o “¡Horrible, no veo nada de belleza en esa foto, solo huesos!”.

Volvemos a la misma historia de siempre, o a la pescadilla que se muerde la cola: las modelos no son culpables del cuerpo que lucen, o pesan eso o no las contratan. Quizás, en lugar de criticar a estas jóvenes que sólo buscan seguir trabajando, deberíamos mirar un poco más allá y buscar a los responsables entre los diseñadores y marcas que les exigen este peso, que está muy lejos de la realidad de la calle.