Web
Analytics

Gran tensión en Sálvame, Belén Esteban abandona el plató llorando por unas imágenes que no quería que se vieran

Durísima bronca en el plató de Sálvame entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban en la que hemos podido vivir uno de los momentos de tensión mas serios que se recuerdan entre ambos.

Todo comenzó cuando Esteban mostró su disconformidad tras publicar una foto suya en las redes sociales que no era de su agrado. La foto fue mostrada por el presentador al resto del equipo, algo que no ha gustado nada a la princesa del pueblo.

“Soy yo, lo estoy viendo, pero bueno no pasa nada”, decía muy mosqueada la colaboradora. ”¿Te has enfadado?”, le ha respondido el presentador. “Es que yo no me cachondeo de fotos tuyas ni se las voy enseñando a nadie, sinceramente”, se ha quejado ella.

“Si a ti esto te molesta, yo no lo vuelvo a hacer. Te pido perdón. Me sabe muy mal que te quedes así”, ha afirmado después el presentador, que ha explicado que si la persona afectada no se ríe con la broma la situación ya no le hace gracia.

“Si yo no lo paso mal, lo que me sorprende es que le enseñes la foto a Kiko, porque yo tengo de ti muchísimas cosas y en mi vida, en mi vida, a nadie le he enseñado nada tuyo”, ha dicho la colaboradora.

El conductor del progama ha sentido estas palabras como una amenaza y ha acabado estallando: “Me parece muchísimo peor esto que acabas de decir tú ahora, porque esto era una idiotez que tú has sacado y que nadie sabía a lo que te referías. Y que tú salgas diciendo que tienes fotos mías, me da cuenta del nivel de persona que eres. Yo eso jamás te lo hubiese hecho a ti. Jamás. ¿Te estoy diciendo de manera clara perdón, no eres capaz de aceptar la disculpa y encima me dices que tienes fotos mías? Mira tía, paso. Ahora sí que paso, me has demostrado cómo eres. Me vas a venir tú a decir a mí que tienes fotos mías avergonzándome. De mí puedes enseñar lo que te salga de las narices, pero ese tipo de comentarios a mí me demuestran qué clase de persona eres. Por si acaso me faltaba conocerlo”.

Y continuaba: “Venga ya las tonterías estas. No me vengas con amenacitas, ni con nada. ¿Porque aquí sólo se te aceptan las disculpas a ti cuando te equivocas? ¿Eh? ¿Tienes la potestad de pedir perdón y que la otra persona lo acepte? ¿Eres tú quien dicta esto sí o esto no? Pues chata, conmigo no”.

Y es cuando Belén Esteban abandona el plató mientas escuchaba una duras palabras: “Y no me llores porque me da igual, que ya sé que el lloro queda muy bien en cámara. ¡A tomar por saco la bicicleta! ¡A tomar por culo hombre!”.