Web
Analytics

“He perdido mi trabajo y 2.000 euros”: un concursante de ‘Gran Hermano: Revolution’ carga contra el programa

Se trataba de no solamente el primer duelo televisivo de la temporada, sino también del que más morbo despertaba: ¿serían capaces los famosos de MasterChef Celebrity de desbancar a la supuesta “revolución” del reality más famoso de Telecinco? Pues parece que sí, y además por mucho: en el tramo de competencia, llegó a sacarle 6 puntos de diferencia a Gran Hermano: Revolution.

Y es que el hecho de haber creado tantas expectativas llevó a la decepción: a pesar de los cambios en el decorado y en la casa, y de la predisposición de Jorge Javier Vázquez, la supuesta “revolución” se quedó en un batiburrillo ruidoso. Uno de los grandes errores fue la pretensión de crear emoción con la selección de unos concursantes de los que no teníamos referencias para identificarnos con ellos.

Otro de los grandes errores fue presentar a María Teresa Campos como el principal atractivo del reestructurado debate de Gran Hermano: Revolution. Con una actitud pasota, la presentadora del desaparecido ¡Qué tiempo tan feliz! estuvo aproximadamente 90 minutos antes de que el programa decidiera permitirle abandonar el plató de Telecinco para retirarse a descansar.

Mientras esperamos a ver si el reality es capaz de remontar a pesar del incierto comienzo, la productora intenta dar algún golpe de efecto que enganche a la audiencia, y el más socorrido parece ser renovar por completo los rostros y reglas asociadas al formato. Carmen Alcayde ha sido uno de los primeros rostros en sufrir esta “revolución, y ha sido despedida de la tertulia del reality show que se estrenó hace apenas una semana.

Pero ahí no acaban los problemas para Telecinco: los aspirantes que se quedaron sin convertirse en concursantes definitivos del reality están tirando de la manta.

Alguno de ellos, como es el caso de nuestro protagonista, Juan Gámez, no ha dudado en aprovechar su eliminación del programa para cargar contra el formato de Mediaset. El joven estalló en el programa de radio ¡Anda ya!, donde calificó de “abuso” lo sucedido en la famosa casa.

Fueron las peores 48 horas de mi vida“, ha afirmado. Para empezar, el joven se quejó de la decisión de que cien personas habitaran juntas en el mismo espacio. Algo que en teoría suena fatal… pero en la práctica mucho peor:

“Tuve que dormir fuera del olor que había. No cabíamos en las habitaciones y no nos ponían el aire acondicionado.”

Pero hay más: el ex concursante afirmó haber perdido 2.000 euros de un viaje que tenía comprado y que canceló por su inminente entrada en la casa. Además, también dejó su trabajo. Visto ahora resulta absurdo, pero es que él asegura que le prometieron que era uno de los concursantes definitivos, sin saber que solo era uno de los 100 que optaban a esa condición.

“Dije que si no era uno de los elegidos no entraría, pues perdía mucho dinero, pero me dijeron que ya era concursante de Gran Hermano, no que estaba en la última fase.”

Por cierto, que la situación del programa es tan lamentable que un grupo de seguidores del programa ha llamado a boicotear al programa tras decidir que no habría un canal 24 horas… y ahora han convocado una cacerolada a las puertas de Telecinco.

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.