Web
Analytics

Hijo de cabrón de la semana: frotó chile picante en el tampón de su novia, y casi no vive para contarlo

Sí, habéis leído bien: hay que ser muy hijo de puta. Brad Holmes, que en algún punto de su vida debería plantearse cambiar su nombre, le gastó la broma más malvada a su novia Jen, frotando chile picante en su tampón y grabando su reacción.

48e453bcc902503c44ffc30f79cb2945

Abuela, mi vagina está ardiendo“, es posiblemente la frase que mejor describe el dolor y la humillación que se ve en el vídeo. Aunque para ser totalmente sinceros, es importante mencionar en esta pareja tiene un canal de YouTube dedicado a gastarse bromas el uno al otro. Y esta broma es tan cruel que mucha gente considera que debe de ser un fake, pero quien sabe…

De una forma u otra, los comentaristas en Facebook no están muy contentos

46141102a3065002ed9565299438076f

Me encantan las bromas pero esta ha ido DEMASIADO lejos… qué gilipollas.

86a653493afeaf15229b327be8af2287

No puedo mirar esto porque conozco el dolor por el que va a pasar. Cosas como estas podrían dañar su vagina en el largo plazo, lo que significaría nada de sexo para ti. Ella debería dejar a este idiota.

Alguien incluso sugirió una forma igual de cruel para vengarse

b767e4ace6e69754d7be38969e0c178c

Devuélvesela mientras duerme y frota crema de calor profundo en su pene.

En Twitter, más de lo mismo:

Si alguien frotara pimiento picante en uno de mis tampones nadie lo sabría porque acabarían convertidos en una pila de cenizas.

Por qué está la gente compartiendo el video de alguien frotando chile en un tampón como si fuera una broma, es demasiado cruel, se han pasado.

¿Puede alguien organizar una broma a Brad Holmes frotando su (sin duda) pequeño pene una y otra vez con un rallador de queso?

Holmes ya se hizo famoso el año pasado con una broma muy criticada: decidió cortarle la coleta a su novia mientras se echaba una siesta

Después del incidente, esto es lo que escribió Holmes:

Aclaremos una cosa. Amo a Jen más de lo que puedo explicar con palabras, obviamente acepto que la gente piense que soy un imbécil por hacer esto, es un comentario justo. Estamos bien, felices como siempre. Todavía tengo mucho que hacer para compensarla. Pero quiero que todo el mundo sepa que ya le había pedido hora en la peluquería para un cambio de estilo antes de hacerle esto.

A la gente le mostramos un lado diferente. Tenemos un vínculo más fuerte que el 99% de las parejas. Esta es la razón por la que nos salimos con la nuestra incluso haciéndonos estas cosas.

Sea como sea el vídeo ha sido borrado, no sabemos si por el propio Holmes o por Facebook, así que puede que en esta ocasión por fin se haya pasado de la raya. Pero puede verse gracias a gente que lo ha descargado y subido a otras plataformas:


¿Qué opináis vosotros? Os dejamos con las palabras de Samantha Allen, que en un artículo titulado “Cuando las bromas de YouTube son simplemente misóginas” pone a parir a Holmes:

Pocos discutirían que si un hombre le pellizca el culo a una mujer en público, es culpable de acoso.

También te costaría encontrar a alguien que disculparía frotar chile picante en el tampón de tu novia antes de que se lo pusiera. Y si un hombre convence a su novia de que su hijo está seriamente herido cuando en realidad está bien, mucha gente le consideraría un sociópata.

Pero cuando los hombres se comportan así, lo graban y lo comparten online, pueden disfrazar sus obvios actos de abuso como bromas.

Os dejamos con algunas ideas de trastadas más inofensivas: una lista de bromas que tienes que hacer antes de morir, y por las que te “odiará” toda la humanidad.

Vía Elegí mal día.