Web
Analytics

Iker Casillas y Sara Carbonero pierden los papeles en las fiestas de su pueblo

Después de una larga temporada en el Oporto portugués, el portero Iker Casillas se lo ha pasado pipa en las fiestas de Navalacruz. Durante casi los 365 días del año, el de Iker y Sara Carbonero es el matrimonio más perfecto, guapo, intachable, discreto, y todos los demás adjetivos que se os ocurran para una pareja que nunca se sale del guión… Sin embargo, cuando llegan las fiestas de Navalacruz todo se desmadra.

 

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Durante unos días, Iker y Sara se han olvidado de sus obligaciones, y se han desmelenado. El portero parecía, desde luego, más ávido de diversión, y se le ha visto en su salsa entre sus vecinos, megáfono en mano. De nuevo, ha quedado patente que Iker, cuando quiere, sabe animar el cotarro.

Ni que decir tiene que todos sus vecinos vitorearon al capitán de la Selección Española de Fútbol, que lo dio todo por las calles en las que pasaba los veranos de su infancia.

Aquí puedes ver el vídeo de este momentazo.

Más discreta, la presentadora compartía una foto de grupo en la que se congratulaba porque sus acompañantes habían conseguido “sobrevivir” a las fiestas.

 

“Amigos portugueses felices porque han sobrevivido al fin de semana.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que Sara Carbonero compartió esta otra foto… y agotó en unas pocas horas un producto de Zara.

Vía Elegí mal día.