Web
Analytics

Importantes novedades sobre el misterioso caso de la muerte de Mario Biondo, el que fue marido de Raquel Sánchez Silva

La familia Biondo, después de mucho luchar, comienza a ver que su versión sobre la muerte de su hijo, Mario, está siendo tomada en cuenta por los investigadores del caso. El fallecimiento del  cámara Mario Biondo –marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva–, sucedido en la madrugada del 30 de mayo de 2013 en Madrid, habría quedado archivado para siempre como un suicidio. Sin embargo, la justicia italiana abrió una causa en Palermo, ciudad natal de Mario, y ahora ha dado un paso de gigante para tratar de arrojar luz sobre las inexplicadas circunstancias de su muerte.

La familia Biondo consiguieron hace poco más de un mes que los investigadores encargados del caso, Claudio Camilleri y Calogero Ferrara, fuesen apartados a causa de su inacción: tras viajar a España para tomar declaración a personas próximas a Mario, entre ellas su mujer, Sánchez Silva, el caso había entrado en una fase de quietud absoluta, a pesar de los cuatro informes periciales a instancia de parte y que aseguraban que Mario sólo pudo morir asesinado.

Pero ahora la Fiscalía de Palermo ha hecho importantes avances en la materia, poniendo fecha a una reunión con los cinco forenses privados contratados por la familia y cuyos informes descartan que fue una muerte fortuita. Quieren demostrar que la escena la prepararon, habiendo matado al joven con un golpe en la cabeza y estrangulándolo, colgándolo de la estantería con un pañuelo en el cuello para simular que se había suicidado.