Web
Analytics

Indignación por el feo que le hizo a su cita tras ver a la camarera rusa de ‘First Dates’

Encantado de conocerse.

A estas alturas está claro que los momentos más históricos de First Dates muchas veces los protagonizan los propios camareros del famoso plató-restaurante.

Por ejemplo, el argentino Matías Roure se mete a veces en camisas de once varas, dando pie a momentos muy comentados en las redes sociales: por ejemplo, recientemente fuimos testigos de las críticas al camarero por su inapropiado comentario a una joven que acudía al programa a buscar su primer novio

En esta ocasión, ha sido la camarera Yulia Demoss la protagonista involuntaria de una cita que ha hecho las delicias de los espectadores del dating show de Cuatro.

Cuatro

Pocas veces ha visitado el programa un tipo más encantado de haberse conocido que Gonzalo, transportista y modelo extremeño de 22 años. Su tarjeta de presentación estaba clara: él se considera guapo, y asegura que sólo se fija en el físico de las mujeres.

“Sé que soy guapo porque me veo en el espejo. Me cuido mucho y entreno todos los días dos horas o dos horas y media. Me tiro una hora y media haciendo pesas, media haciendo abdominales y otra media corriendo”, explicó.

Cuatro

Su cita era Naomi, una simpática camarera gaditana de 21 años… que no cumplió sus expectativas. “Es una chica físicamente normal, ni guapa ni fea, normalita, del montón, que puedo tener tías mejores”, afirmó, para después atreverse incluso a calificar de “paleto” el acento de la gaditana.

La cita empezó mal, con un incómodo silencio y una tensión que podía cortarse con un cuchillo. A pesar de todo, Naomi mantuvo una gran educación a lo largo de toda la cita… pero no podemos decir lo mismo de Gonzalo.

Cuatro
Cuatro

Lo peor de todo es que cada vez que pasaba Yulia, ignoraba a su cita y se quedaba mirando a la camarera rusa. “Le estoy hablando y está mirando pá allá, mírame a mí a los ojos, y es una falta de respeto”, dijo ante la cámara Naomi.

“Has conocido un pibón como yo.”

El tipo, eso sí, se encargó constantemente de recordarle a su cita que él era muy guapo y ella muy afortunada de haberle conocido:

“Gonzalo. ¿Yo te he gustado?

Naomi. Sí, me has parecido un chaval simpático.

Gonzalo. Pero ha merecido la espera… has conocido un pibón como yo.

Naomi. (Ríe por no llorar)

Gonzalo. Es verdad, me has conocido a mí.

Naomi. La verdad es que sí.”

“Una persona puede ser muy guapa y luego la personalidad no…”, argumentó luego ante la cámara la chica. La sentencia final no se salió del guión previsto:

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente