Web
Analytics

“Infundir miedo”. Se convierte en un dolor de cabeza para Securitas al denunciar los vergonzosos métodos comerciales para vender sus productos

En una noticia que publicaba ayer miércoles eldiario.es en exclusiva, pudimos conocer los métodos que utilizan en la empresa de seguridad ‘Securitas Direct’ para motivar a sus comerciales. Unas charlas que, al escucharlas, ponen los pelos de punta por su dureza y por cómo se intentan aprovechar del miedo de las personas. La palabra miserable se queda corta para algunos momentos del vídeo que corrió como la pólvora por las redes sociales.

El sistema lo detalló el gerente de Alcorcón protagonista de dos vídeos grabados por trabajadores descontentos con sus métodos, a los que ha tenido acceso eldiario.es. Aquí puedes leer algunos de los comentarios que se hacen en un vídeo que fue grabado hace tres años:

“A mí hay una cosa que me flipó. Es que me flipó. Una batida en Ciempozuelos. Va el martes por la tarde el jefe de equipo, con otro, con un par de huevos, con el maletín. Y piiiiii [llamada al telefonillo], ‘buenas, venimos a instalar por lo del robo, ah no, perdone que me he equivocado’. Piiii, ‘buenas que venimos a instalar por lo del robo, ah no, que es otra call’. Y al día siguiente en la batida triunfan, de verdad, porque todo el mundo está diciendo, ‘qué polla está pasando en la urbanización que están robando, joder, que vienen aquí los técnicos a instalar? ¿Qué coño está pasando?’. Son cosas que podemos hacer, preparar bien las batidas. ¿Hay huevos a ir ahí? Yo me ofrezco a ir el martes. ¿El domingo qué hacéis? ¿Ir al puto Ikea con la puta señora a gastarse los cuartos que acaba de cobrar? A tomar por culo, atarla a una silla y venir a currar que se va a gastar todo”. Típica táctica de asustar a los vecinos de una urbanización con robos falsos para que contraten sus servicios.

Pero no sólo hay vídeos, eldiario.es también ha obtenido declaraciones en exclusiva de ex trabajadores de Securitas Direct: “Te quedabas con el nombre de dos calles más abajo y contabas que habían robado allí y que por eso estabas allí para ofrecerle un servicio de seguridad. Ese mensaje te facilitaba las ventas en algún caso pero también hemos pasado miedo. Algunos clientes te reprochaban que fueses a asustarlo a su propia casa”.

Y también de personas que han sufrido el acoso de estos comerciales, como Pedro, un un vecino de A Coruña, de la Plaza de Vigo, que recibió en casa de su suegra la visita de un comercial de Securitas las pasadas Navidades: “Apareció en la puerta un chaval joven, es un edificio donde vive gente de 70, 80 años. Se presenta como comercial de Securitas Direct y cuando le digo que no me interesa, me cuenta que en el edificio de al lado, el del Antiguo [un bar que hay en la zona] entraron a robar en no sé cuántos pisos. Me llamó la atención que esa sea la forma de entrar”.

Fuente: eldiario.es