Web
Analytics

Interrumpió a una pareja follando mientras paseaba al perro, y casi no vive para contarlo

Twitter no es normalmente el lugar para contar historias más largas que un par de frases, pero la historia de este hombre que se topó con una pareja teniendo relaciones sexuales mientras paseaba al perro es la excepción a la norma.

5

Todo comenzó cuando el escritor británico Joe Craig insinuó que tenía algo increíble que contar que le había ocurrido la noche anterior. Poco a poco fue despertando la curiosidad de sus seguidores, hasta que contó una historia absolutamente fantástica…

Anoche me pasó una cosa que creo que vais a disfrutar, pero os la cuento más tarde. No es apropiada para la hora de la comida, pero recordádmelo más tarde.

Creo que ya es suficientemente tarde. ¿Queréis escuchar lo que me pasó?

De esta manera, con una audiencia lista para escuchar la historia de Craig, comenzó a relatar lo que le había sucedido… y no decepcionó.

Estaba paseando a mi perro por East Finchley, tarde, hace dos noches. La hora a la que salen los zorros, ese rollo. Y escuché un ruido.

Escuché un grito sordo y vi cómo traqueteaba el maletero de un coche. Oh no, pensé —¡alguien está atrapado en el maletero!

Era un coche pequeño. Un Renault Clio, creo. Pero suficientemente grande como para que alguien pudiera realmente estar atrapado en el maletero.

No podía ver el interior del coche porque estaba oscuro pero mientras me acercaba estaba seguro de que había gritos procedentes del maletero. Gritos insistentes.

Fui corriendo hasta el coche, arrastrando a mi perro conmigo. Todo el coche estaba traqueteando. “¡Tengo que liberar a esta persona!”, pensé. PERO…

Tengo que hacerlo deprisa por si regresa la persona que les ha atrapado. Esto es PELIGROSO y soy UN HÉROE. Y mi perro también. Los dos somos héroes.

En un movimiento rápido y dinámico, abro de golpe el maletero del coche. Se enciende la luz del maletero. ¡Estoy viendo la cara de una mujer!

La mujer estaba desnuda.

Encima de la mujer había un hombre. También desnudo.

Habían reclinado los asientos del coche y estaban tumbados a lo largo de todo el coche, con las cabezas en el maletero.

La mujer estaba agarrándose al maletero, haciéndolo traquetear mientras gritaba. Por razones muy diferentes a las que había supuesto desde fuera.

Excepto que ahora ya no gritaba, porque estaba mirándome, horrorizada. Y el hombre también. Estaba sujetando la puerta del maletero.

¿Qué dice una persona en una situación así?

Os diré lo que dije. Dije: “Oh, lo siento muchísimo. Pensé que estabas atrapada. Como una rehén. Por los gritos y…

… el traqueteo. Pero veo que no necesitas mi ayuda. Ninguno de los dos. Y esta es la mejor clase de gritos. Lo siento. Seguiré mi camino.”

Fue más o menos así, en todo caso. Admito que balbuceé un poco. No quería que pensaran que era un pervertido rarito apareciendo de la nada.

Además quería ofrecerles un poco de ánimo.

Así que empecé a cerrar el maletero —con cuidado. No quería pillar nada. Desafortunadamente, mi perro está muy bien entrenado…

Y a mi perro le encanta ir en coche.

Así que antes de poder cerrar el maletero, Harpo (mi perro) hizo lo que está entrenado para hacer cuando alguien abre el maletero de un coche.

Mi perro saltó al interior del maletero. Cerca (pero sobre todo encima) de las caras de dos desconocidos que estaban copulando.

Ahora era demasiado tarde para cerrar el maletero. Hubo más gritos —pero no de los buenos.

Obviamente no puedo deshacer el entrenamiento de Harpo, así que le dije, “buen chico.”

Lo cual creo que dio la sensación equivocada.

Después de eso me marché rápidamente. Me acordé de llevarme al perro conmigo. No me quedé a ver si había más gritos y traqueteo.

Y ESTO es eso tan divertido que me pasó anoche, con mi perro, en East Finchley.

Brillante. Esta persona resumió perfectamente la anécdota:

¡No se me ocurre nada más británico que disculparse incómodamente mientras estás delante de dos personas follando en el interior de un maletero!

Aquí tenéis algo más de información sobre el perro:

Debería haber mencionado que es un perro muy grande.

Oh, las cosas que este pobrecito ha visto/hecho/se ha sentado encima/ha probado. #harpo

Vía Elegí mal día.