Web
Analytics

Kaley Cuoco —Penny— tiene una mala noticia que darnos sobre su matrimonio

Parece que Kaley Cuoco no gana para desgracias. En 2013, la estrella de Big Band Theory se casó con Ryan Sweeting, pero solo un año y medio después la pareja ya estaba separada. Aparte del bagaje emocional, a Cuoco también le quedó sobre la piel un recuerdo de su fallida unión, un tatuaje que posteriormente definió como”un error“, y que tuvo que cubrirse de esta manera tan peculiar.

Una foto publicada por @normancook el

Eso sí, la actriz siempre ha afirmado que la experiencia en The Big Bang Theory ha sido muy útil para sus relaciones personales, ya que allí había conocido a sus mejores amigas, las otras dos actrices principales de la serie, Melissa Rauch, que interpreta a la microbióloga Bernadette Rostenkowski y Mayim Bialik, que interpreta el papel de la neurocientífica Amy Farrah Fowler. Seguro que han sido un gran apoyo para ella durante este tiempo.

 

Una foto publicada por @normancook el

Y es que ya es oficial: nuestra querida Penny ha firmado los papeles del divorcio y pone punto y final a su relación con Sweeting. El proceso de divorcio, que en realidad se inició hace ocho meses, permitirá a la actriz conservar todos sus bienes gracias al acuerdo prenupcial que firmó antes de contraer matrimonio con Ryan. La joven, de 30 años, se quedará con la mansión que hasta ahora compartía con su marido en Tarzana y su casa de la playa en Santa Barbara, California.

Aquí tenéis a la actriz, con su ya ex marido:

7014a65deda05e8b0a691445e8f53f15

Sin embargo, tendrá que desembolsar nada más y nada menos que 165.000 dólares en concepto de manutención conyugal que le dará al tenista… no está nada mal.

 

Una foto publicada por @normancook el

Según el portal estadounidense TMZ, Kaley también pagará las costas del juicio por divorcio, unos 55.000 dólares, y la factura de 9.387 dólares por las negociaciones de su acuerdo prenupcial.

Eso sí, cualquier momento es bueno para recordar que Kaley Cuoco a veces imita a Britney Spears… y la clava.

Vía Elegí mal día.