Web
Analytics

Kiko Hernández acusa a Javier Sardá de incitar a los colaboradores a la violencia verbal en ‘Crónicas Marcianas’

La confesión de Rocío Carrasco en ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ está sacando a la luz muchas vergüenzas de la televisión que se hacía en España desde finales de los 90. Gracias a la hemeroteca hemos podido comprobar la escasa catadura moral de algunos personajes que campaban a sus anchas en aquellos tiempos del apogeo de la “telebasura”.

Los comportamientos machistas y homófobos de Antonio David han sido denunciados en las redes a través de pequeños clips de los programas en los que participaba. También Kiko Hernandez ha visto dañada su imagen por unas lamentables imágenes en las que dedicaba unas palabras inaceptables contra una compañera de Gran Hermano desde Crónicas Marcianas, el programa estrella de aquellos años locos televisivos.

“Sonia pone el coño a los famosos en su cama y luego viene a los platós a cobrar. Eso es una puta televisiva. Eso es venir a cobrar a un plató de televisión por un polvo”, barbaridades por las que ha tenido que salir al paso dejando clara su versión en ‘Sálvame’: “Todo estaba guionizado. Así era ‘Crónicas Marcianas’, por lo menos lo que me tocó vivir a mí. Lo quiero explicar porque hay gente que dice ‘ay, ay, ay’, pues para que lo sepan ustedes. Aclarado”.

Kiko ha ido todavía más lejos y ha acusado a Javier Sardá de azuzar a los colaboradores para aumentar la tensión en el plató: “Hay imágenes en las que se puede ver a alguno levantar la mano como para pegar, y si te fijas te das cuenta de que está buscando la mirada del presentador como diciendo ‘¿así o más?”.

“Pero voy a ir más lejos. Un día durante una pausa para publicidad, Carlos ‘El yoyas’, condenado por violencia de género contra Fayna, agredió a Antonio David Flores. Fue solo un minuto antes de volver de publicidad, por lo que puede vérsele en las imágenes incluso la cara toda roja al volver al directo. Pero esto no quedó ahí, ese día agredió también a Marta López y a Silvia Fominaya”, desveló muy serio.

Ahora habrá que esperar a que Javier Sardá aclare estas acusaciones tan graves.